La ciencia constata de modo inequívoco que el cambio climático es real

El último informe del IPCC sobre las bases científicas del cambio climático confirma de modo inequívoco que el calentamiento global es real: la subida del nivel del mar se ha acelerado, la pérdida de hielo ártico se ha duplicado, el océano se acidifica y crece la frecuencia de fenómenos climáticos extremos

ste informe del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre cambio climático, debatido y aprobado a finales de septiembre en Estocolmo, ha sido elaborado por el Grupo 1 del IPCC, centrado en las cuestiones científicas y que, en esta edición, confirma con una certeza del 95 % que la causa del problema es la actividad humana.

El extenso documento (AR5), que incluye una batería de recomendaciones dirigidas a los Gobiernos para la adopción de las medidas oportunas, advierte que la década entre 2000 y 2009 ha sido la más cálida desde que existen registros, en 1850.

Desde la publicación del anterior informe del Panel, la certeza de que la influencia del hombre está detrás del cambio climático ha pasado del 90 % al 95 %, siendo responsable de la mitad de la subida de la temperatura entre 1951 y 2010 (quema de combustibles fósiles y deforestación).

Los impactos de las emisiones de gases de efecto invernadero van más allá de la subida de las temperaturas y los cambios se observan en todo el sistema climático, explica el Panel Intergubernamental, Premio Nobel de la Paz en 2007.

Calentamiento oceánico

Por ejemplo, los océanos se calienten cada vez más y los niveles de acidificación son también más elevadas.

Una gran cantidad de mediciones realizadas en barcos, boyas y satélites muestran que los primeros 700 metros desde la superficie del océano se está calentando desde, al menos, el año 1970.

Además, los científicos prevén que muchas de las tendencias apuntadas continúen en el futuro; en el caso de no adoptarse una agresiva estrategia de mitigación del cambio climático para estabilizar las emisiones, la temperatura global subirá en 2100 más de dos grados sobre los niveles pre-industriales.

El informe indica, al mismo tiempo, que el conjunto de glaciares del planeta están retrocediendo, salvo algunas contadas excepciones. Y, además, lo están haciendo a un ritmo cada vez mayor.

Desde 1979 el hielo ártico ha descendido en las sucesivas décadas. El declive es más rápido en la estación estival y los modelos climáticos estiman que de mantenerse los altos niveles de emisiones contaminantes, habrá un Ártico libre de hielo antes de mitad de siglo.

Asimismo, el nivel del mar ha aumentado 19 centímetros durante el último siglo y el fenómeno se está acelerando, sobre todo a causa de que el hielo se está derritiendo.

Por el contrario, el hielo en la Antártida ha crecido en una pequeña porción, pero aún hay mucha incertidumbre científica acerca de las razones de este pequeño incremento y si continuará o se detendrá.

Olas de calor, inundaciones y sequías

Entender los cambios climáticos extremos, tales como las olas de calor, inundaciones o sequías, es prioritario debido a su impacto en la sociedad, opinan los científicos.

Y hay una evidencia “muy fuerte” de que los episodios de temperaturas extremas, incluidos días más calientes y olas de calor, son más frecuentes desde 1950.

Lo que vaya a ocurrir con las inundaciones es más complicado de predecir en estos momentos, ya que se carece de los suficientes datos para realizar afirmaciones claras acerca de los cambios registrados en las últimas décadas.

En el caso de las sequías y los ciclones tropicales, la información disponible y las nuevas formas de analizar los datos arrojan hoy una menor certeza que en el pasado de que haya habido a nivel global un incremento general.

El nuevo informe es inequívoco acerca de la causa del cambio climático. El dióxido de carbono es el máximo contribuyente al calentamiento global, y ha sido así desde la década de 1960.

Respecto a lo que cabe esperar para el futuro, el informe describe una serie de escenarios.

El horizonte más optimista, que incluiría la adopción de una estrategia agresiva de mitigación, podría limitar el incremento de la temperatura a 2 grados por encima de los niveles pre-industriales.

Para ello, habría que disminuir las emisiones en un ambicioso 10 % por década.

En resumen, muchos de los cambios observados en el sistema climático continuarán en el futuro. Algunos aspectos como la pérdida de hielo o el calentamiento del océano ocurren “muy lentamente”.

Los cambios seguirán observándose a lo largo de cientos e incluso miles de años después de que los niveles de temperatura se nivelen, concluye el texto.

Especial cambio climático en EFEverde 

Otras noticias sobre clima y cambio climático en EFEverde
msr




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies