RED NATURA 2000

La chajorra de Tamaimo se aferra a su único espacio de supervivencia

La chajorra de Tamaimo se aferra a su único espacio de supervivencia

Los Riscos de Lara, una de las 177 Zonas de Especial Conservación (ZEC) que hay en Canarias, albergan la práctica totalidad de los ejemplares de "Sideritis cystosiphon", conocida como "chajorra de Tamaimo", que hay en el mundo.

Esta planta, conocida también como chajorra, chahorra o salvia blanca, ocupa una superficie de unos 2,75 kilómetros de longitud en el eje noreste-suroeste  y una anchura de aproximadamente 800 metros, en torno a una ladera del municipio tinerfeño de Santiago del Teide.

Se trata de una zona muy accidentada, que alberga un conjunto de pendientes y cantiles de entre 250 y 816 metros de altitud sobre el nivel del mar; todo ello, junto a su aislamiento geológico, hacen de los Riscos de Lara el refugio perfecto para la chajorra de Tamaimo, protegida por la directiva de hábitats de la Unión Europea y que toma su nombre del valle del que cubre buena parte de su pared oriental.

Esta curiosa planta, de la familia de las labiadas, gusta de los ambientes luminosos y de los suelos pedregosos de la ladera, donde cada año desarrolla entre 1.000 y 3.000 ejemplares, en función de lo benévolas que se presenten las condiciones climatológicas, normalmente templadas, pero también con un régimen de precipitaciones escaso, como explicó a EFE Ángel Vera, biólogo del Gobierno canario.

Gran riqueza vegetal

Además de la chajorra de Tamaimo, los Riscos de Lara albergan una buena representación de otros hábitats de interés comunitario, como la vegetación rupícola y los matorrales xéricos o áridos, entre los que destacan los tabaibales, agregó Ángel Vera.

Así, el espacio contribuye también a la conservación de esos dos hábitats naturales que, por su amplia y fragmentada distribución, requieren de un conjunto de zonas para que puedan contar con suficiente representación en la red europea Natura 2000.

Logotipo oficial de la Red Natura 2000

La toponimia revela que en el pasado estos riscos albergaron los ya desaparecidos guirres, un ave carroñera en peligro de extinción que en la actualidad sólo es posible encontrar en las islas de Fuerteventura y Lanzarote.

En el cuarto norte y entre cotas de 590 a 640 metros de altitud, los Riscos de Lara son atravesados por unos 980 metros de la carretera TF-82, diseñada de forma funcional para unir los núcleos poblacionales de Chío y Tamaimo, pero que, paradójicamente, también supone una fragmentación del territorio natural, comentó Vera.

De manera adicional, atraviesan la zona dos atarjeas o conductos de agua, la más alta en torno a 600 metros de altitud y la más baja a unos 450, y un tendido de alto voltaje, que cruza la ladera de cumbre a base y aporta suministro eléctrico a Puerto Santiago y Los Gigantes.

Ángel Vera señaló que, por fortuna, y gracias al accidentado relieve, la ZEC Riscos de Lara no tiene grandes problemas ambientales que afecten a su conservación; tan sólo hay que poner especial cuidado en que las infraestructuras que ya existían antes de la declaración de Zona de Especial Protección respeten los objetivos de conservación del espacio cuando realicen las labores de mantenimiento.

Aunque tampoco está de más recordar el papel que han de jugar los ciudadanos a la hora de evitar la alteración del medio, dijo Vera, pues está en nuestras manos reducir la presencia de residuos y la modificación del territorio. EFEverde

rdg

 

EFE, con EFEverde y EFEfuturo, esta comprometida con la difusión de los valores ambientales europeos y la inicitiava LIFE+ de la UE. Actualmente desarrolla dos proyectos de Información y Comuncación para dar a conocer los valores de la Red Natura 2000 de la Unión Europea: Life infonatur y Activa Red Natura




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies