UE EEUU

La CE reitera tras filtración que el TTIP no rebajará la regulación europea

  • “Ningún acuerdo comercial de la UE rebajará jamás nuestro nivel de protección de consumidores”

La CE reitera tras filtración que el TTIP no rebajará la regulación europea EFE/Kay Nietfeld

EFEVerde.- La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, volvió hoy a garantizar que el acuerdo de libre comercio e inversiones con EE. UU. (TTIP) "no rebajará" la regulación europea sobre protección de consumidores o medioambiente, tras revelarse documentos de la negociación que muestran la presión estadounidense.

“Ningún acuerdo comercial de la UE rebajará jamás nuestro nivel de protección de consumidores, seguridad alimentaria o medioambiente. Los acuerdos comerciales no cambiarán nuestras normas sobre organismos modificados genéticamente, cómo producir una carne segura o cómo proteger el medioambiente”, declaró Malmström en su blog.

La comisaria europea salió así al paso de la filtración por parte de Greenpeace Holanda de documentos de la negociación del TTIP que muestran por primera vez las posiciones de EE. UU. en diferentes áreas y sus intentos por que la Unión Europea (UE) se adapte a sus demandas.

“Cualquier acuerdo comercial de la UE sólo puede cambiar la regulación haciéndola más fuerte (…) Ningún acuerdo comercial limitará nuestra capacidad de impulsar nuevas normas para proteger a nuestros ciudadanos en el futuro”, aseveró la comisaria.

Insistió en que tiene un “claro mandato para las negociaciones otorgado por los 28 Gobiernos de la UE” con las “líneas rojas que no son negociables”.

Los documentos filtrados, “textos consolidados” de la negociación, reflejan la postura entre corchetes de ambas partes pero no un acuerdo entre ellas, por lo que “no debería ser una sorpresa que haya áreas en las que la UE y EE. UU. tengan puntos de vista diferentes”, subrayó Malmström.

“Simplemente es normal que dos partes en una negociación quieran conseguir cuantos más objetivos mejor. Eso no quiere decir que la otra parte ceda a esas demandas. No quiere decir que las partes llegarán a un acuerdo intermedio. En áreas en las que estemos demasiado alejados en una negociación, simplemente no llegaremos a un acuerdo”, aclaró la comisaria.

Por su parte, el jefe negociador comunitario, Ignacio García Bercero, recordó en una rueda de prensa que, “por lo que respecta a la UE, no hay problema” en el sentido de que las posiciones expresadas por la Unión en esos papeles “ya eran públicas”.

“Dicho esto, toda negociación con un país tercero se ha de hacer con respeto y esto incluye la posición de EE. UU., que ellos no querían que fuera pública”, apuntó.

Según García Bercero, “francamente, algunos de los puntos que ha destacado Greenpeace sobre estos documentos es errónea”.

Se refirió en concreto a que la UE esté ignorando el principio de precaución o que ambas partes no vayan a hacer referencia a la excepción de la Organización Mundial del Comercio sobre medidas para la protección de la salud o el medioambiente, que será incluida en un capítulo diferente aún no consolidado, aseguró.

Sobre el poder de los grupos de presión en las negociaciones, recalcó que “querer consultar a la industria no es nada particularmente sorprendente”, a la vez que insistió en que la UE consulta tanto a la industria como a las organizaciones de consumidores, medioambientales o sindicatos.

“Se está exagerando el grado de divergencia de puntos de vista”, dijo García Bercero, y recordó que EE. UU. ya “ha aceptado que nada de lo que las dos partes hagan puede debilitar el grado de protección en nuestras respectivas regulaciones”. EFEVerde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com