La borrasca Karine amaina a partir de mañana, continúa la inestabilidad

TIEMPO BORRASCA

Karine amaina a partir de mañana, pero el tiempo sigue inestable

Karine amaina a partir de mañana, pero el tiempo sigue inestable Fuerte oleaje en Palma de Mallorca. EFE/ Ezequiel Ivan Espinar Riutort

La borrasca Karine, que mantiene este lunes en alerta a casi toda España por rachas de viento de hasta 120 kilómetros por hora, "amainará bastante" a partir de mañana, pero la inestabilidad de las últimas horas durará "al menos" hasta el jueves o viernes.

Según ha informado a Efeverde Fernando García, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), “lo peor” del frente asociado a la borrasca Karine “ya ha pasado”, pero sus efectos “no se pueden dar por cerrados” al menos hasta finales de esta semana, cuando las previsiones “atisban” ya la llegada de un anticiclón.

De momento, y según el portavoz de la Aemet, a lo largo de mañana martes el frente se irá desplazando “de forma rápida” del oeste hacia el este de la Península.

Continuará el tiempo inestable

Sin embargo, se mantendrá el paso de frentes que traerán “retazos” de tiempo inestable en toda la Península, aunque con fenómenos meteorológicos de “menor intensidad” que los que ha provocado la borrasca de las últimas horas.

Durante la pasada madrugada, entre la 01:00 y las 05:00 horas, se han registrado las rachas más fuertes de viento, que en el caso de la estación de esquí de Valdezcaray han alcanzado los 176 kilómetros por hora, o en La Pinilla (Segovia), los 149 kilómetros.

Actualmente hay avisos por viento prácticamente en toda la Península con rachas de nivel naranja (entre 100 y 110 kilómetros por hora) en zonas del este peninsular como la Comunidad Valenciana, Murcia, Almería, La Rioja, este de Castilla-La Mancha o Baleares y de nivel amarillo (70 u 80 kilómetros por hora) en amplias zonas de la meseta norte, meseta sur, Valle del Ebro y Pirineos.

“A medida que el frente se va desplazando hacia el este, esas rachas de viento y esos avisos también se van desplazando”, ha comentado Fernando García, que ha recordado que “prácticamente todas las zonas costeras”, en especial la cornisas Cantábrica y de Galicia, continúan afectadas por viento y olas de hasta 6 metros.

Desde Cataluña hasta prácticamente Cádiz, y también en Baleares, se están produciendo olas de 2 a 3 metros y avisos de nivel amarillo o naranja.

Ya con menor intensidad, existen alertas amarillas por nevadas en zonas montañosas de la mitad norte peninsular, la vertiente sur del Sistema Central o la Cordillera Ibérica, con unos 5 centímetros de espesor, así como en el interior de Castellón o en la Sierra de Albarracín.

La cota de nieve es hoy de 1.500 metros del Sistema Central, la Cordillera Ibérica y los Picos de Europa, mientras que en el Pirineo oscense hay aviso naranja por acumulaciones de 20 centímetros por encima de los 800 o 900 metros y por debajo, lluvias durante las próximas doce horas que alcanzarían los 4 litros por metro cuadrado.

El viento se “concentrará” en el Pirineo oscense, en el de Lérida y Gerona, con rachas de hasta 80 kilómetros por hora, así como en el litoral sur de Tarragona, en el interior de Castellón y en las Baleares, mientras que en Sierra Nevada hay aviso amarillo por viento de hasta 70 kilómetros.

En cuanto a la nieve se mantienen mañana los avisos amarillos por espesores de unos 7 centímetros en la Cordillera y Picos de Europa por encima de 800 metros, y de unos diez centímetros en el Pirineo, excepto en el oscense, donde el riesgo de nevada será de nivel naranja, muy elevado. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com