JUGUETES ECOLÓGICOS

Los juguetes ecológicos, una opción cada vez más extendida

Los juguetes ecológicos, una opción cada vez más extendida Un niño juega con una figura de cartón en una imagen de archivo. EFE/Manuel Bruque

Los juguetes ecológicos son una opción cada vez más extendida porque "contribuyen a frenar el deterioro del planeta, reducir la presencia de residuos plásticos e impulsar el uso de materiales perdurables en el tiempo, como la madera", han asegurado a Efe varios expertos del sector.

Juguetes fabricados con madera sostenible o algodón orgánico, crayones de aceite de soja, lápices de cera de abeja, barnices a base de agua, manualidades con aromas y colorantes naturales o plastilinas de origen vegetal son productos cada vez más fáciles de encontrar en el mercado para ayudar a la infancia a adquirir una visión ecológica del mundo.

“Si acostumbramos a los niños a disfrutar con este tipo de productos, les educamos sin esfuerzo en valores ecológicos”, ha señalado Nathalie Rodríguez, propietaria de la juguetería cien por cien ecológica Kamchatka.

Materiales biodegradables

Esta tienda madrileña distribuye también juguetes de plástico “pero confeccionados con material reciclado, como los de la firma estadounidense Greentoys -Juguetes Verdes es su traducción literal-, que utiliza además coloraciones minerales, embalaje biodegradable y tintas vegetales“.

Sin embargo, los preferidos de Rodríguez son los productos elaborados con madera procedente de bosques con certificación FSC (Forest Stewardship Council, el Consejo de Administración Forestal), un sello que garantiza la correcta gestión de recursos forestales.

El uso de maderas originales de plantaciones sostenibles de nogal, haya o abedul también ha aumentado en los últimos años en lo que se refiere a la construcción de mobiliario infantil, ha indicado a Efe la directora del fabricante ChinPum, Teresa Campe.

Es un sector que “en países como Francia o Austria está funcionando muy bien, aunque en España cuesta más la expansión por la competencia de las grandes marcas”, ha aclarado.

Las pinturas y los barnices ecológicos, la cera natural de abeja, miraguano y carnauba, sin disolventes tóxicos ni siliconas añadidas, son los acabados que esta empresa emplea en sus productos.

Otra compañía española dedicada al diseño y la producción de juguetes ecológicos es Wodibow, que trabaja con la premisa de “que haya algo de madera y nada de plástico” según su director Pablo Saracho.

Sus productos no sólo están fabricados con madera certificada de gestión responsable, sino coloreados con tintas naturales, con la idea de que “tanto niños como adultos aprendan a la vez que estimulan su imaginación”.

El mercado español también ofrece juguetes ecoamigables de producción internacional, como los de la firma japonesa Colors Tokyo, que manufactura sus propios bloques de madera de cedro, granos de café, hojas de té y materiales reciclados. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies