CUMBRE CLIMA

Los jóvenes se debaten entre el “postureo” de políticos y las demandas de COP25

Grupo de estudiantes en la Zona Verde durante la COP25. EFE/Daniela González

Daniela González.- La mayoría de los jóvenes que han visitado el recinto ferial de Ifema durante la celebración de la Cumbre del Clima (COP25) se ha dividido entre los que cuestionan el “postureo” político del acto y aquellos que confían en que esta conferencia arroje nuevas soluciones para parar la emergencia climática.

La afluencia a la Zona Verde, la destinada a la sociedad civil, no ha decaído durante las dos semanas de celebración de esta XXV Conferencia de las Partes de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Un espacio que ha servido de punto de reunión de asociaciones, colegios, institutos, universidades y curiosos que querían comprobar, de primera mano, “qué cuento es este de la COP”.

Una cumbre “reservada”

Hugo Diez, un estudiante de Ciencias Ambientales de 20 años, reconoce que esta cumbre le ha creado “una guerra interna”, porque “está muy bien que los políticos se reúnan para intentar llegar a acuerdos pero, ¿va a ser un ‘postureo’ momentáneo para una simple imagen frente a la sociedad?”, ha cuestionado.

El joven ha señalado que le hubiera gustado participar “de forma más activa en la COP” y que, a pesar de intentar acreditarse con el voluntariado nacional de varias organizaciones, lo ha tenido muy difícil porque “la COP en Ifema ha sido muy reservada y apartada”.

Además de estas restricciones, muchos se sorprendían con el “lavado de cara” de algunas de las empresas participantes en los patrocinios de la organización, como por ejemplo Alexandra, de 27 años, quien considera que “ahora necesitamos más que nunca empleo verde, pero verde de verdad, de verdad”, ha insistido.

“Las empresas llevan a cabo un lavado de cara para que la gente piense que son verdes”, motivo por el que, según esta licenciada en Ciencias Ambientales, se están incrementando las manifestaciones y las protestas a pie de calle: “a los jóvenes no nos engañan”, ha dicho.

“No espero nada en absoluto de la COP”, ha indicado, por su parte, Irene, de 23 años, quien, con ironía, asegura que le ha llamado la atención la intervención en la cumbre de algunos dirigentes de entidades bancarias, que han visto que “el cambio climático tiene muchas oportunidades de negocio”.

En este sentido, Irene anima a la sociedad a unirse a los movimientos de desobediencia civil y a la Cumbre Social, celebrada en las dependencias de la Universidad Complutense de Madrid, porque “allí están las personas a las que realmente le importan las cosas, no aquí que todo está dirigido por los políticos y los menús están a 17 euros”.

La visión de los más jóvenes

Aunque no toda la juventud tiene esta opinión, un grupo de estudiantes del Liceo Francés de Madrid han querido formar parte del espacio destinado a la sociedad civil porque “nos preocupa mucho el cambio climático e intentamos visibilizarlo”, han asegurado varias jóvenes de 14 años a Efe.

Todas han coincidido en que se unirán al colectivo social de los activistas Fridays For Future (FFF) en un futuro cercano, un gesto que contrasta con el de otros estudiantes de institutos que reconocen que “no hubiéramos venido si no hubiera sido con la clase”.

En la Zona Verde se han visto gafas de realidad virtual, maquetas de ciudades basadas en energías renovables e incluso cinco gigantescos iglús que simulan las condiciones de la calidad del aire en las ciudades más contaminadas de la Tierra, instalaciones muy admiradas por los más pequeños.

Algunos de ellos construyeron “maquetas ecológicas” con materiales reciclados como trozos de espuma, cartulina o rollos de papel, simulando paneles solares y medidas térmicas que “aíslen para no tener que poner la calefacción”, ha asegurado Iria, de 10 años.

Esta pequeña ha afirmado con orgullo conocer los métodos de reciclaje de cada envase, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible gracias al colegio.

En esta línea, otra niña de 11 años, Patricia, estudiante del colegio San Patricio de Madrid, ha afirmado que se encontraba “muy emocionada e interesada” por saber cómo funciona la COP, porque quiere trabajar en Amazon “como mi padre”, aunque reconoce tener el deseo de cuidar el medio ambiente porque no “todo es tecnología”. EFEverde

Te puede interesar:

Jóvenes de Fridays For Future llaman a la movilización ante una COP25 que “nos ha fallado”

Fridays For Future: “la COP25 no ha servido de nada”

Las partes trabajan ya en los textos para la declaración final de la COP25




Secciones: