JeDI, la primera base de datos mundial de medusas

ANIMALES MEDUSAS

JeDI, la primera base de datos mundial de medusas

JeDI, la primera base de datos mundial de medusas Medusas doradas (mastigias) en el archipiélago de Palau. EFE/CSIC

Un equipo internacional de científicos, entre los que se encuentran investigadores del CSIC, ha elaborado la primera base de datos que cartografía la presencia de las medusas en los océanos de todo el mundo, la Jellyfish Database Initiative (JeDI).

 

El trabajo, que recoge 476.000 registros de la presencia de estos animales en los 200 metros superiores de todos los oc√©anos, ha sido publicado en la revista “Global Ecology and Biogeography“.

El CSIC destaca hoy en un comunicado la relevancia de esta base de datos -de acceso abierto-, ya que hasta ahora había escasa información disponible sobre la biomasa de medusas y su distribución global.

JeDI muestra que las medusas están presentes en todos los océanos del mundo y que las mayores concentraciones de estos animales se dan en las latitudes medias del hemisferio norte.

Distribución: causas medioambientales

Entre otras cosas, esta cartografía ha servido para explorar las causas medioambientales que motivan la distribución de las medusas.

“Al norte del oc√©ano atl√°ntico los registros han mostrado que el ox√≠geno disuelto y la temperatura de la superficie del mar son los principales responsables de la distribuci√≥n de la biomasa de las medusas”, sostiene el CSIC.

Los investigadores aseguran que esta base de datos servir√° para analizar el impacto de la distribuci√≥n de las medusas en los ecosistemas y que se trata de un “primer paso” para detectar tendencias futuras relativas a su biomasa.

Los cient√≠ficos a√Īaden que, si su biomasa aumenta, especialmente en el hemisferio norte, podr√≠a alterar la abundancia de biodiversidad de zooplancton y fitoplancton lo que a su vez podr√≠a tener un efecto domin√≥ en el funcionamiento del ecosistema, el ciclo biogeoqu√≠mico y la biomasa de peces. EFEverde




Secciones: