Ballenas Japón

Japón concederá un “permiso especial” para la pesca de 333 ballenas en el Océano Antártico

  • El Gobierno nipón autorizará al Instituto de Investigación de Cetáceos la pesca de “un tercio” del total de ejemplares establecido en programas anteriores

Japón concederá un Un ejemplar muerto de zifio de Baird arrastrado hacia el Puerto de Wada, Japón.EFE/Frank Robichon

EFEverde.- Japón planea retomar su programa de caza de ballenas con fines científicos en el Océano Antártico, donde no pescaba desde hace dos años tras un dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La próxima semana el Gobierno japonés concederá un “permiso especial” al Instituto de Investigación de Cetáceos por el que autorizará la pesca de “un tercio” del total de ejemplares establecido en anteriores programas, informó hoy el periódico Japan Times.

En concreto, Tokio autorizará la caza de 333 ejemplares de ballena Minke en esta zona marítima para ajustarse a la sentencia de 2014 de la CIJ, que estableció que la pesca ballenera de Japón no se ajustaba a los “fines científicos” establecidos por la Comisión Ballenera Internacional (CBI), sino que respondía a intereses comerciales.

Japón, que firmó la moratoria total de la pesca de ballenas con fines comerciales que entró en vigor en 1986, se ampara en el artículo VIII de la Convención de 1946 de la CBI para proseguir con las capturas científicas de cetáceos.

Sin embargo, estas capturas han provocado en los últimos años fricciones con las organizaciones animalistas y con otros países, como Australia, que demandó a Japón ante la CIJ en mayo de 2010 al considerar que perseguía fines comerciales con este programa.

Hasta su prohibición por parte del Tribunal internacional en 2014, en las campañas balleneras de Japón se capturaban 850 ejemplares de rorcual aliblanco, 50 de ballena jorobada y otros 50 de rorcual común para fines científicos.

La sentencia de La Haya señalaba que este programa era “poco transparente” y que el país asiático no podía “explicar” las razones por las que aumentó el tamaño de la muestra respecto a anteriores fases de su programa científico.

La medida no es razonable en relación a la consecución de los objetivos“, concluyeron los jueces en su fallo.

Por su parte, Tokio aceptó entonces cumplir con la sentencia, de carácter vinculante, y dos años después del fallo reducirá la pesca de ballenas de 950 a 333 ejemplares. EFEverde

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies