DESARROLLO SOSTENIBLE

Investigan a Terra Natura por la muerte de una empleada atacada por un tigre

Investigan a Terra Natura por la muerte de una empleada atacada por un tigre Investigan Terra Natura por la muerte de una empleada por el ataque de un tigre. EFE/Manuel Lorenzo

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Benidorm investiga a varios responsables de Terra Natura por la muerte de una trabajadora el pasado 2 de julio, que fue atacada por un tigre mientras efectuaba labores de limpieza en la zona donde se cobijan.

La investigación, realizada a petición del ministerio fiscal y la acusación particular, se centra en el gerente del parque, Alberto Gaforio; el director de animales, Enrique Sánchez; la veterinaria Gloria Rivera y el técnico de prevención de riesgos laborales, Juan Alonso Toscano.

Las diligencias policiales, a las que ha tenido acceso Efe, descartan una imprudencia de la trabajadora fallecida, Ainhoa Pariente, puesto que en referencia al protocolo que se debería haber seguido se indica que “no se puede cumplir lo que no se conoce“.

La investigación policial precisa que “no existe documento alguno de que la trabajadora fallecida le haya sido notificado y comunicado el protocolo de seguridad en el manejo de animales realizado por la empresa”, un protocolo que es “de obligado cumplimiento” por cualquier trabajador con la función que hacía la fallecida.

Formación y cerramientos

Se indica asimismo que Terra Natura tenía la “obligación inexcusable” de formar en dicho propósito a cualquier trabajador que desempeñara esa labor y se añade que “en los once años que Ainhoa Pariente trabajó en Terra Natura” no se hizo.
Además de no haber sido formada, la diligencia hace constar que en febrero de 2016 se cambió el sistema de cerramiento de las puertas que comunican los diferentes cobijos de tigres y revela que “no es posible que Ainhoa Pariente lo conociera puesto que desde febrero no volvió a trabajar en la limpieza de cobijos hasta el momento del accidente, no habiendo sido formada en el uso del nuevo sistema de cerramiento”.
La policía subraya en este punto que “las diferencias entre el viejo sistema de cerramiento y el nuevo son significativas”.

Un trabajador de apoyo

Igualmente se pone de manifiesto que para el manejo de animales potencialmente peligrosos siempre “es preceptivo” la presencia de un trabajador más, llamado recurso preventivo, que en el caso de este suceso no se dio.
De hecho, la policía reseña que este último punto “la empresa lo incumple sistemáticamente a la hora de la limpieza del complejo de los tigres”. Y se añade que, según el testimonio de los trabajadores, dicha tarea de limpieza “siempre la realiza un trabajador solo”.

Por todo ello, según la policía, “se observa una imprudencia grave y reiterada en el tiempo por parte del gerente y el director técnico de animales, puesto que son conocedores del incumplimiento sistemático de un protocolo en sus instalaciones que es de cumplimiento obligatorio”. Dicha imprudencia, añaden, “ha causado un daño grave”.
No haber formado a los trabajadores en las medidas establecidas en el protocolo supone, para la policía, “una negligencia grave”.

Por otra parte, el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat) señala en su informe, al que también ha accedido Efe, la recomendación a la empresa de realizar recordatorios periódicos de los procedimientos, así como “formación continua, participación de trabajadores y un refuerzo de la integración de la prevención en la empresa”.

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com