CIENCIA ESPAÑA

Tres investigadores del MNCN-CSIC, entre los más citados de 2015

  • Cambio climático, biogeografía y aplicación de ecología y biología a la resolución de problemas ambientales concretos resultantes de cambios de uso del territorio y de la construcción de infraestructuras son los campos de actuación de estos expertos.

Tres investigadores del MNCN-CSIC, entre los más citados de 2015 Fotos de los investigadores, cedidas por el MNCN y tomadas por L. Ramírez, J. Juez y B. Rascao/EFE

EFEverde.- Jorge Miguel Lobo, Miguel Bastos Araújo y Fernando Valladares son los tres investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) más citados en publicaciones científicas durante 2015 según una nota facilitada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

La relación, elaborada por Thomson & Reuters (T&R), destaca a los científicos más mencionados del panorama internacional por campo y año gracias a la gestión de una base de datos bibliográfica que referencia miles de revistas académicas, lo que permite comparar y determinar tanto los trabajos como los investigadores más influyentes.

Entre los especialistas más nombrados de 2015 hay una veintena del CSIC, 5 de ellos dentro del área de ecología y medio ambiente, y,  entre los 142 más influyentes en este campo a nivel mundial, figuran los 3 españoles.

 

Jorge M. Lobo

Las líneas de trabajo de este investigador giran en torno a la biogeografía o elaboración de modelos predictivos de localización de especies para un mejor tratamiento de la información sobre biodiversidad, según el comunicado.

“Los animales se distribuyen de diversas maneras a lo largo del planeta, como si fueran manchas en un cuadro, y nuestro trabajo consiste en averiguar si hay patrones recurrentes basados en variables ambientales”, ha explicado Lobo a Efeverde, “de manera que al final podamos diseñar modelos que sean capaces de predecir dónde pueden estar distribuidas estas especies”.

“Actualmente trabajamos en una investigación en la que medimos la cantidad de calor que son capaces de aguantar los insectos para ver si el cambio climático influye en la distribución de los seres vivos y, a fin de cuentas, para saber hasta qué punto los cambios generales en el entorno pueden condicionar a los seres vivos”, ha añadido.

Miguel Araújo

Este especialista mundial en el estudio de los efectos del cambio climático en la distribución de las especies ha desarrollado nuevas metodologías de planificación territorial para la conservación de la biodiversidad como parte de su trabajo de investigación y de transferencia.

Además, ha asesorado a los gobiernos de países como España y Portugal, así como a organismos supranacionales como el IPCC de la ONU y el Consejo de Europa, en la aplicación de medidas de adaptación de la biodiversidad al cambio climático.

Fernando Valladares

En el caso de este científico, su labor se ha desarrollado a través de cuatro líneas de investigación principales en torno al concepto general de cambio global y sus efectos en los ecosistemas terrestres.

Los tres primeros campos están enfocados hacia la investigación básica, mientras que el cuarto pretende aplicar los avances en ecología y biología -evolutiva y comparada- a la resolución de problemas ambientales concretos generados por los cambios de uso del territorio y de la construcción de infraestructuras.

Falta de recursos

Ser más o menos citado en un informe como el de T&R es “algo coyuntural”, según Lobo, porque “depende mucho de si un campo de investigación está más de moda o genera un mayor interés en un momento concreto…, es en cierto modo como ser famoso: eso no hace que seas mejor o peor investigador.”

En su opinión, “mi campo interesa porque va unido al boom de la informática y a Internet, gracias al cual tenemos bases de datos de animales procedentes de instituciones de todo el mundo que incorporan esa información y es fácil acceder a ella, así como ordenadores que antes solo podía tener una institución científica importante.”

De acuerdo con su experiencia, el mayor problema de la investigación en España es la falta de presupuesto, pese a la cual “tenemos una producción enorme en el campo del medio ambiente, siendo la capacidad de los investigadores y sus competencias increíble para los recursos de los que disponemos”.

Por eso, la razón de que España se encuentre entre los diez primeros países con mayor producción científica tiene que ver, según Lobo, “más con la capacidad de los investigadores, la inversión que se hizo en su día y en un sistema enormemente competitivo” que con el exceso de incentivos para promover la investigación.

No obstante, advierte de que estas cifras de producción pueden verse limitadas e incluso reducidas si no se evita la “enorme fuga de cerebros” que se está produciendo en nuestro país en los últimos años por falta de presupuestos. Efeverde.

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies