BIODIVERSIDAD MARINA

Investigadores canario-cubanos harán inventario de especies en Cabo Verde

Investigadores canario-cubanos harán inventario de especies en Cabo Verde Un ejemplar de Mexichromis paulomirpuri. EFE/ Jesús Ortea *** SÓLO USO EDITORIAL***

Un equipo de investigadores canarios y cubanos, coordinados por el catedrático de Zoología de la Universidad de Oviedo Jesús Ortea, hará un inventario exhaustivo de la biodiversidad en Cabo Verde, al tiempo que prepararán un libro sobre las babosas marinas en este archipiélago.

En una entrevista a EFE Jesús Ortea explica que el proyecto se hará en julio y agosto en la isla de Sal con el patrocinio de la Fundación Mirpuri, involucrada en el estudio científico, la recuperación de los hábitats marinos y la protección del medio ambiente, particularmente en la eliminación de los plásticos de un solo uso.

El proyecto estará gestionado logísticamente por Manta Diving Center y Nuno Marques da Silva, un centro de buceo único en el trabajo de protección y recuperación del medio ambiente, y que ha hundido dos barcos para crear los primeros arrecifes artificiales en Cabo Verde, una experiencia que podría ser extrapolable a Canarias.

40 años de campañas

El catedrático ha participado a lo largo de su trayectoria en 26 proyectos de investigación y en más de 40 campañas de inventario de la biodiversidad marina en Canarias, Cuba, Cabo Verde, Costa Rica, Galápagos Martinica, Guadalupe, entre otras regiones, donde siempre se han hallado nuevas especies de moluscos marinos, babosas y caracoles.

En Cuba ha realizado campañas desde hace unos 30 años e indica que en cada campaña se descubre del orden de entre 15 y 20 especies nuevas, por lo que considera que el archipiélago cubano “es un mundo por descubrir”, lleno de arrecifes inmaculados.

Los arrecifes de coral son muy sensibles al buceo masivo y por ello se han creado los artificiales, que se colonizan rápidamente de especies en un ambiente adecuado y que es una iniciativa que en Canarias también está estudiando el Cabildo de Tenerife.

De hecho, explica el investigador, uno de los creados en Cabo Verde es ya el segundo arrecife en la bahía de Santa María con mayor biodiversidad, un trabajo de un pequeño centro de buceo que debería ser un ejemplo a seguir por otros en todo el mundo.

Riesgo para la diversidad

Insiste el investigador en el riesgo para la diversidad que conlleva la masificación de lugares de costa y cita como ejemplo el de que si antes eran 200 las personas que movían las piedras de todo el litoral para coger cangrejilla y utilizarla de carnada, ahora lo pueden hacer también 200 pero cada fin de semana y en unas pocas playas, donde cada piedra sufre un volteo continuo cara arriba-cara abajo, y sin respetar las vedas.

Por ello piedras que antes mostraban sus esponjas, algas, cangrejos y otras especies “ahora están peladas” en todas sus caras y advierte Jesús Ortea de que en un metro cuadrado de rocas la presión humana puede hacer que mueran millones de ejemplares de especies marinas. EFEverde




Secciones:                    
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com