BIODIVERSIDAD ESPECIES

Investigadores aumentan longevidad de las semillas para proteger especies vegetales

Investigadores aumentan longevidad de las semillas para proteger especies vegetales

Investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han descubierto cómo aumentar la longevidad de las semillas de las plantas, hallazgo que podría resultar de especial relevancia para mantener la biodiversidad y no perder especies de semillas.

En un comunicado, el CSIC, que ha desarrollado este trabajo de investigación junto con la Universitat Poliècnica de València y la Unidad de Investigación en Genómica Vegetal del instituto francés Evry, ha destacado que el estudio ha sido publicado en la revista “Plant Phisiology”.

 

Este hallazgo puede resultar de especial relevancia para mantener la biodiversidad, no perder especies de semillas y, sobre todo, para los agricultores.

 

“Antiguamente se cultivaban muchas especies de distintas plantas, pero se han perdido muchas de ellas, ya que lo que prima hoy son los criterios de rendimiento”, ha añadido el investigador del CSIC Eduardo Bueso.

 

Para garantizar la conservación de especies se crearon los bancos de germoplasma, pero había que regenerar periódicamente las semillas y “con esta estrategia se podrían ampliar los plazos de regeneración”.

 

El científicos de la investigación del CSIC Ramón Serrano ha apuntado que de esta forma, “al incrementar la vida útil de las semillas, reduciríamos el gasto derivado de su compra”.

 

El estudio se ha desarrollado en la planta Arabidopsis thaliana, una especie con grandes ventajas para la investigación en biología molecular.

 

Tras rastrear medio millón de semillas, que correspondían a 100.000 líneas de Arabidopsis mutadas, “analizamos cuatro mutantes y comprobamos la incidencia sobre la longevidad de las semillas de la planta al introducirle la sobrexpresión del gen ATHB25”, ha explicado Serrano.

 

Los investigadores compararon la tasa de longevidad de las semillas de las plantas de Arabidopsis modificadas mediante ingeniería genética y de las no modificadas; las conservaron durante 30 meses en condiciones de humedad y temperatura ambiente.

 

En el caso de las planta control, transcurridos los 30 meses, sólo un 20 % volvía a germinar, mientras que en las modificadas la práctica totalidad -el 90 %- iniciaba de nuevo el proceso de germinación.

 

Los investigadores del centro trabajan ahora en mejorar la longevidad de diferentes especies de interés agronómico, entre ellas el tomate o el trigo, han avanzado. EFE

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies