Investigadas 249 personas por los incendios forestales en Indonesia

INCENDIOS INDONESIA

Investigadas 249 personas por los incendios forestales en Indonesia

Yakarta (EFE).- Las autoridades investigan a 249 personas y seis empresas en relación con la autoría de los incendios forestales que han creado una crisis regional al extenderse el humo a países vecinos, reveló este viernes la Policía indonesia.

El portavoz de la Policía Nacional, Muhamad Iqbal, no detalló nombres, pero afirmó que cuatro de las empresas investigadas se encuentran en la isla de Sumatra y las otras dos en Borneo, según el portal Tribun News.

Más de 2.000 escuelas han cerrado en Indonesia y Malasia debido al humo de los incendios, que ha causado problemas respiratorios en miles de personas y provocado que se tomen medidas especiales en Singapur ante el Gran Premio de Fórmula Uno este fin de semana.

El circuito de la ciudad-Estado contará con paneles informativos sobre la contaminación del aire, así como puestos con mascarillas y con personal para atender a posibles afectados por el humo, entre otras medidas.

La situación del humo en la región, sobre todo en Malasia e Indonesia, se encuentra en el nivel 3, el más alto, con las nubes más densas en las áreas cercanas a los bosques y plantaciones que arden en Sumatra y Borneo, según la agencia meteorológica del Sudeste Asiático.

La ciudad malasia de Kuching, así como Kuala Lumpur y Singapur llevan varios días entre las grandes urbes con peor calidad del aire en el mundo, de acuerdo con Air Visual, una plataforma que mide el índice de calidad del aire (ICA) en todo el globo.

En su último informe, la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB) de Indonesia informó de que el fuego ha arrasado más de 328.700 hectáreas en el país, con 5.086 puntos calientes, las áreas donde las llamas son más intensas.

El 40 % de los fuegos afectan a la turbera, un territorio pantanoso protegido que emite grandes cantidades de dióxido de carbono al arder, lo que contribuye a la crisis climática.

Más de 29.000 bomberos, voluntarios y funcionarios de otras agencias participan en las tareas de extinción de los incendios, que se intensificaron este mes debido a la sequía en una de las peores temporadas secas en cuatro años.

Este es el año más seco desde 2015, cuando los incendios quemaron una extensión de 2,6 millones de hectáreas, lo que suscitó una serie de medidas gubernamentales para proteger y restaurar los bosques protegidos y las turberas.

Los incendios se atribuyen con frecuencia a los fuegos provocados en las plantaciones de aceite de palma, caña de azúcar y madereras, entre otras, y destruyen el hábitat de especies amenazadas como los orangutanes. EFEverde
rps-grc/raa/jgb




Secciones: