Naturaleza Quebrantahueso

Investigan la muerte de un quebrantahuesos liberado en Picos de Europa

Ejemplar juvenil de quebrantahuesos en una imagen de archivo. EFE/Pedro Puente

Técnicos de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) localizaron este domingo el cadáver de una hembra liberada en 2016 en el marco del programa de recuperación de la especie en Picos de Europa y cuya muerte se está investigando.

Según informa la fundación, un técnico de guardia comprobó que el dispositivo GPS con el que estaba equipado el ejemplar arrojaba una serie de datos preocupantes y lo posicionaba debajo de un tendido eléctrico de alta tensión en una zona de la Sierra del Cuera, en Peñamellera Alta (Asturias).

Tras personarse en la localización, encontró el cuerpo sin vida del ejemplar, de nombre «Vitorina» y cedido por el Gobierno de Aragón, señala la FCQ, que precisa que por la zona discurren hasta cuatro líneas de alta tensión que recorren la totalidad de la sierra prelitoral del Cuera por su vertiente sur, «lo que supone un peligro permanente para la avifauna».

Una vez hallado el cadáver, se informó a la Guardería del Principado de Asturias y del Seprona de la Guardia Civil y los restos del ejemplar han sido trasladados al Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos de Castilla-La Mancha para la realización de una necropsia que indique la causa final del fallecimiento.

La FCQ señala que, en paralelo, se está llevado a cabo una «intensa investigación para averiguar las causas ambientales del fallecimiento, reconstruyendo los últimos movimientos del ejemplar gracias a los datos descargados del acelerómetro y del GPS».

La fundación advierte de que la mortalidad de avifauna en tendidos eléctricos es un «grave problema ambiental» y añade que el patronato se reunirá mañana, martes, con sus abogados para «iniciar el expediente de denuncia una vez se confirme la causa del fallecimiento».

«Dado que la muerte de especies amenazadas de forma evitable en España es un hecho inaceptable, la FCQ trabajará con sus asesores jurídicos para esclarecer lo sucedido y, si hubiera responsabilidades penales, llevar ante los tribunales a los responsables», subraya.

La fundación recuerda que el quebrantahuesos es una especie gravemente amenazada de extinción en la Unión Europea y figura en los más altos rangos de protección legal en la legislación española, ya que la muerte por acción lesiva contra esta especie se considera un delito al igual que con el oso pardo, el lince o el águila imperial ibérica.

Gracias al proyecto de reintroducción en el que se trabaja desde 2010, en marzo de 2020 nació el primer quebrantahuesos en Picos de Europa en 75 años, una hembra bautizada como «Bienvenida», hija de «Deva», cedida por el Gobierno de Aragón y reintroducida en 2014, y «Casanova», que llegó por sus propios medios desde los Pirineos un año antes.

Tras las últimas liberaciones realizadas el pasado agosto, ya son treinta los ejemplares -19 hembras y 11 machos- los que se han reintroducido en ese espacio protegido dentro del proyecto que lidera la FCQ en coordinación con las autoridades ambientales del Principado de Asturias, Aragón, Cantabria y Castilla y León. EFEVerde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com