Las precipitaciones dejaron una treintena de incidencias en Ourense

TIEMPO LLUVIAS

Las intensas precipitaciones dejaron una treintena de incidencias en Ourense y otras localidades

Las intensas precipitaciones dejaron una treintena de incidencias en Ourense y otras localidades Foto de uso editorial, cedida por Protección Civil del rescate de una persona y su perro en Ourense.

El interior de la provincia de Ourense se vio afectado este lunes por las intensas precipitaciones que afectaron al interior de la provincia de Ourense y provocaron hasta una treintena de incidencias, según el cómputo del 112, al inundar varias zonas de la comarca de Verín y Valdeorras y obligar a evacuar de urgencia a un hombre arrastrado por la corriente y a una mujer que por una dolencia está obligada a guardar cama.

Emergencias contabilizó tres decenas de percances en un atardecer marcado por las estampas de viviendas anegadas, formación de bolsas de agua en las carreteras y desprendimientos de tierra y piedras en diferentes puntos de las castigadas áreas sur y este de esta circunscripción.

Tormentas y riadas en Ourense

Así las cosas, el grueso de la actividad del fenómeno adverso por tormentas previsto para las zonas sur, Miño y montaña de la provincia se comenzó a sentir pasadas las siete de la tarde de ayer, cuando el 112 Galicia recibió la llamada de alerta a causa de un hombre arrastrado por una riada en el lugar de Infesta, en el Ayuntamiento de Monterrei.

Allí se encontraban ya varios equipos del 061-Urgencias Sanitarias, que acudieron en ambulancia e incluso en el helicóptero medicalizado con base en Ourense para atender y evacuar a un octogenario herido por la tromba.

En el mismo entorno, los Bomberos de Verín dieron cuenta de otras dos personas aisladas debido a la situación, pero en perfecto estado de salud y en compañía de los agentes de la Guardia Civil que se mantuvieron en el punto para controlar el nivel del agua acumulada en el valle de Infesta tras los intensos chaparrones.

Crecida del nivel de agua en Verín

ourense precipitaciones

Foto de uso editorial cedida por Protección Civil de agentes de la Guardia Civil trasladando a varios niños de Infesta, en Monterrei (Ourense), tras la riada. EFE/Protección Civil

Mientras, en Verín, bomberos y efectivos del Grupo de Emergencias Supramunicipales (GES) de Laza trabajaron para rescatar a una mujer encamada en el lugar de Vilamaior del Valle, que se vio amenazada por la crecida del nivel del agua en el interior de su vivienda, tal y como comunicó un familiar al 112 Galicia.

De este modo, los servicios de emergencias pusieron a la enferma a salvo mediante su traslado al piso superior de la vivienda y a la espera de la bajada del caudal.

En suma, unas horas intensas de un lunes marcado por la situación meteorológica en Ourense, que dejó un balance apocalíptico, aunque sin daños personales.

En concreto, se registraron 14 intervenciones por inundaciones en casas y bajos en Monterrei, Cualedro, Verín y O Barco de Valdeorras. Además, se contabilizaron cuatro desprendimientos en carreteras, de los cuales dos se produjeron en O Barco; y también tres bolsas de agua en Verín y Monterrei, tres árboles caídos también en Monterrei y Laza; y, en Cualedro, faltó el suministro eléctrico.

En el Parque de Bomberos de Verín llegó a establecerse un Puesto de Mando Avanzado con el fin de coordinar las emergencias que iban surgiendo en los diferentes puntos.

Episodio “dantesco” y “terrible”

ourense precipitaciones

Agentes de la Guardia Civil auxiliaron a varios vecinos de Vilaza, en Monterrei (Ourense), tras la riada. EFE/Scenick

El alcalde del ayuntamiento orensano de Monterrei, José Luis Suárez, ha relatado como un episodio “dantesco” y “terrible” el vivido en la tarde de este lunes en la comarca orensana como consecuencia de las fuertes lluvias caídas y que han provocado un reguero de incidencias y varios rescates de personas, tanto mayores como niños, de sus viviendas.

“Fue dantesco, terrible. No se recuerda algo igual y en tan poco tiempo. Es algo insólito”, ha comentado a Efe el regidor de Monterrei, quien también ha asegurado que todo ocurrió “en apenas una hora”, entre las siete y las ocho de la tarde.

En el lugar de Infesta (Monterrei), los vecinos vivieron momentos de pánico y las imágenes de agentes de la Guardia Civil que se desplazaron tanto hasta allí como hasta la zona de Albarellos, donde han cargado con varias personas, se han hecho virales.

Tras horas de arduos trabajos que se prolongaron hasta cerca de las dos de la madrugada, en este momento servicios de emergencias, personal del ayuntamiento, Guardia Civil y Bomberos continúan trabajando en los puntos más perjudicados “para intentar devolverlos a la normalidad”, ha contado el primer edil.

Evaluación de daños

Asimismo, Suárez ha explicado que los técnicos están intentando “evaluar los daños registrados”, principalmente “en viviendas y el resto de infraestructuras básicas”, dado que el agua caída también provocó cortes de luz.

“Y más tarde se hará una evaluación de los daños en viñedos y huertas”, ha concretado.

No en vano, la cantidad de agua acumulada en tan poco tiempo ha dejado a la vista cuantiosos daños en viñedos y huertas pero sobre todo en las infraestructuras del ayuntamiento de Monterrei, en Infesta, Albarellos, Guimarei o Vilaza, todavía pendientes de valorar y que ha atribuido a las condiciones de la zona.

“Las lluvias caídas, sumadas a las condiciones deplorables del río provocó arrastres donde nace el río, y eso provocó todo el desastre, la tormenta perfecta”, ha abundado.

Con todo, el regidor elogia el trabajo realizado por la Guardia Civil y es que a la suma de “arrastres, lodo y ramas” hay que añadir el rescate de personas.

Fuerte granizada

El alcalde de O Barco, Alfredo García, ha hecho mención del “fuerte granizo” caído en este ayuntamiento donde igualmente esta climatología adversa ha provocado inundaciones, principalmente “bajos y sótanos inundados”, a falta del balance oficial.

Dentro de las vivencias de los afectados, uno de los rescatados por las tormentas que se cebaron con el interior de la provincia de Ourense, que contó con la ayuda de profesionales de emergencias y una pala excavadora que fue en la que se puso a salvo, ha contado que su calvario comenzó cuando el agua entró a su casa súbitamente y se llevó la puerta.

“Me tuvieron que quitar porque entró el agua, y entró de golpe… Y arrancó la puerta y todo, y me cogió a mí dentro”, ha contado a Efe, todavía con el nerviosismo en el cuerpo por todo lo acontecido.

EFEverde

Te puede interesar:

Navarra hace balance de los daños por las lluvias e inundaciones que dejan un muerto




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com