ANIMALES LIBRO

La inteligencia les permite a los animales cuidar mejor de su entorno

La inteligencia les permite a los animales cuidar mejor de su entorno Foto de uso editorial cedida por Plataforma Editorial de la bióloga Emmanuelle Pouydebat. ©DRFP. EFE

La bióloga e investigadora francesa Emmanuelle Pouydebat ha recogido en un libro sus estudios sobre la inteligencia animal, y plantea que muchas sus acciones pueden hacer dudar a cualquiera de la superioridad intelectual de la que el género humano hace gala a la hora de hablar de sus conocimientos.

“Los animales son a veces tan inteligentes como los humanos y, en algunas ocasiones y en algunos contextos, lo hacen mejor que nosotros, como por ejemplo en temas de memoria”, explica en entrevista con Efeverde la autora de “Inteligencia animal. Cabeza de chorlitos y memoria de elefantes” (Plataforma actual).

Quince años de experimentación

Tras quince años de experimentación en trabajos de campo, la bióloga francesa concluye que “la inteligencia es una función adaptativa del comportamiento que permite a un individuo responder a problemas en su propio beneficio, para un animal es para sobrevivir”.

El humano es en la escala evolutiva el “más joven” en el planeta, y el mundo animal es un recurso “inagotable de inspiración para lo humanos”, asevera la bióloga francesa.

Los animales tienen la capacidad de memorizar, de elaborar sus propias herramientas, de practicar la cooperación y la empatía, y, sobre todo, considera, son más inteligentes que los humanos porque no destruyen su entorno.

Y así lo demuestra, por ejemplo, con los numerosos ejemplos de animales que fabrican sus herramientas para conseguir alimentos, o el cuervo que para cascar una nuez utiliza la circulación de automóviles en Japón, o los elefantes que utilizan hojas de árboles para limpiar su piel de insectos, entre otros.

¿Qué circunstancias han llevado al humano a ocupar un puesto relevante en la jerarquía de la inteligencia?, se cuestiona Pouydebat, y señala que depende de muchos factores.

Definición de inteligencia animal

coberta_inteligencia_animal_oK.indd

Foto de uso editorial cedida por Plataforma Editorial de la portada del libro “Inteligencia animal”, de la bióloga francesa Emmanuelle Pouydebat . © DRFP. EFE

Aunque también depende de la definición, que suele variar apreciablemente entre culturas (asiática, africana, occidental, entre otras) y disciplinas como la filosofía, la psicología, la etología, la ecología y las ciencia evolutivas.

“El hecho es que no existe una definición universalmente consensuada de la inteligencia”, añade, sin embargo, asegura, los humanos han demostrado carecer de una inteligencia colectiva para hacerse preguntas correctas con respecto a la destrucción de su propio hábitat y las soluciones concretas a poner en marcha.

Ahora bien, “en su defensa, los humanos sufren de un problema de sobre población que es difícil de solucionar”, según Pouydebat, “mientras los animales tienen una herencia evolutiva muy larga y mantener su medio ambiente es una condición para su supervivencia”.

La Naturaleza tiene un equilibrio donde cada especie, animal o planta tiene un rol que jugar para la conservación de la biodiversidad, según la experta, pero, desafortunadamente, los humanos tienen sus objetivos e intereses que están por encima de la conservación de su entorno.

Por muchas razones históricas, “los humanos carecen de humildad y perspectiva en sus habilidades”, y añade, “en la escala evolutiva tenemos que reconocer que en un corto período de tiempo los humanos hemos destruido enormemente nuestro propio medio ambiente.

La investigadora del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) y del Museo nacional de la Historia Natural, bióloga y antropóloga interdisciplinar, sostiene que la inteligencia de numerosas especies probablemente evolucionó poco durante millones de años porque su medio no requería esa forma específica de adaptación, y viceversa.

Sin embargo, el mundo animal es un recurso inagotable de inspiración para los humanos, asegura, y explica que algunas especies son “excelentes modelos para la creación de nuevas prótesis y manos robóticas, sobre todo, animales como el cangrejo ermitaño o las garras del cangrejo de río con las que pueden agarrar alimentos y objetos muy bien utilizando como pinzas solo dos “dedos”.

Bio-inspiración

“Estoy muy interesada en la bio-inspiración”, manifiesta, porque en términos de control motor, esto significa movimientos más simples de los que uno puede realizar cuando tiene cinco dedos.

En otras palabras, con menor morfología y complejidad funcional, pueden hacerse cosas más complejas. Simplificar los brazos robóticos y protésicos es un gran desafío para el mundo de la robótica y los animales pueden ayudarnos en ese ámbito.

Por ello, deplora “la falta de concienciación internacional (y nacional) y, especialmente, la ausencia concreta de medidas que nos ayuden a reducir el proceso de destrucción de la biodiversidad”.

En Europa, Francia no es la excepción, sostiene, cerca del 80 por ciento de los insectos ha desaparecido, lo que ha provocado la desaparición del 30 por ciento de las aves.

“Hay muchas cosas por hacer, y se requiere de voluntad/compromiso político para ayudar a las fuerzas locales involucradas. Espero que seamos capaces de revertir la situación, pero debemos actuar inmediatamente”, concluye. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies