INSECTICIDAS UE

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria justifica el uso de emergencia de insecticidas en 11 países de la UE

EFE/EPA/CONSTANTIN ZINN

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha llegado a la conclusión de que las autorizaciones de uso de emergencia que fueron concedidas por once países de la Unión Europea para la utilización de insecticidas con neonicotinoides en la remolacha azucarera en 2020 y 2021 estaban justificadas.

Así se desprende de la evaluación publicada este jueves por la agencia europea, que ha considerado que los permisos se dieron porque “no se disponía de productos o métodos alternativos (químicos o no químicos) o porque existía el riesgo de que la plaga pudiera hacerse resistente a los productos alternativos disponibles”.

En 2019, la UE prohibió el uso al aire libre de las sustancias imidacloprid, tiametoxam y clotianidina, mientras que en enero de 2020 no se renovó la aprobación de tiacloprid.

Las evaluaciones de la EFSA habían demostrado que los tres primeros neonicotinoides entrañaban riesgos para la salud de las abejas y que el uso de tiacloprid podía contaminar las aguas subterráneas.

Entre 2020 y 2021, Alemania, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, España, Finlandia, Francia, Lituania, Polonia y Rumanía concedieron diecisiete autorizaciones para el uso de emergencia de los pesticidas que contenían esas sustancias en la remolacha azucarera.

La evaluación de la EFSA se produce después de que la Comisión Europea le pidiera que analizara si esas autorizaciones estaban justificadas por existir un peligro para los cultivos “que no pudiera atajarse por otros medios razonables”, según un comunicado. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com