SALUD CONTAMINACIÓN

Inician un estudio para medir cómo afecta la contaminación a los que corren por la ciudad

  • Voluntarios de Barcelona, Puertollano y Ciudad Real participan en este pionero análisis

Inician un estudio para medir cómo afecta la contaminación a los que corren por la ciudad Un grupo de corredores participantes en la carrera 'Madrid corre por Madrid'. EFE/Chema Moya

El CSIC ha puesto en marcha un experimento en Barcelona para comprobar cómo afecta la contaminación del aire a las personas que acostumbran a correr por la ciudad y que se también se desarrollará en Puertollano y en Ciudad Real.

El Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del CSIC ha iniciado hoy en Barcelona un experimento para comprobar cómo afecta la contaminación del aire a las personas que acostumbran a correr por la ciudad y que se también se desarrollará en Puertollano y en Ciudad Real.

El proyecto, denominado Expo-Cov, cuenta con la financiación del Ministerio de Economía y Competitividad y se llevará a cabo desde hoy y hasta el próximo día 28 en el Parque de l’Escorxador de Barcelona, un lugar muy frecuentado por corredores y situado en una zona céntrica de la capital catalana, y en el vecino parque natural de Collserola, adonde también acostumbran a acudir los corredores.

Con estos dos escenarios, según ha informado el CSIC, intentarán descubrir si hay diferencias sustanciales entre correr en un área limpia de contaminación, como es el campo, y en una ciudad contaminada.

“Normalmente se dice que los beneficios de correr sobrepasan los efectos negativos de la contaminación, pero la verdad es que no hay ningún estudio que haya intentado medir los efectos nocivos de la contaminación urbana en los que practican este deporte”, ha explicado Joan Grimalt, profesor de investigación del CSIC y líder del proyecto.

En Expo-Cov, más de una veintena de voluntarios correrán durante una hora dentro de la ciudad y, al cabo de tres días, en el campo.

Durante las pruebas, los científicos medirán los niveles de exposición a contaminantes en aire, aire exhalado y orina de los deportistas y diferentes marcadores biológicos en sangre para averiguar si la contaminación supone una diferencia sustancial y en qué sentido.

Los corredores irán provistos de equipos para medir la contaminación

Los 25 voluntarios irán en diferentes turnos, de uno en uno o, máximo, de dos en dos y antes de iniciar la carrera pasarán un control médico.

Los corredores llevarán una mochila a la espalda con una bomba de aire para medir los contaminantes orgánicos volátiles y otra para el carbón negro que están respirando.

También irán provistos de un GPS y de un pulsómetro para registrar su esfuerzo físico.

Asimismo, los investigadores controlarán el número y la masa total de partículas que están en suspensión en el aire y recogerán muestras para analizar.

Las pruebas se realizan primero en Barcelona y, posteriormente, en Puertollano y Ciudad Real.

El objetivo, según el CSIC, es realizar el experimento dos veces en verano y dos en invierno, en cada una de las poblaciones y cada vez con los dos recorridos, uno en zona contaminada y otro en una zona limpia. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies