TIEMPO FIN DE SEMANA

Continúa la inestabilidad en el norte, pero el domingo el tiempo mejora

Varias personas se protegen bajo sus paraguas. EFE/L. Rico

Las precipitaciones que están causando inundaciones en el Cantábrico y los Pirineos no cesarán hasta el próximo domingo, cuando la situación se tornará más estable, las lluvias tenderán a remitir e incluso es posible que se superen los 20 grados a orillas del Mediterráneo y en el valle del Guadalquivir.

Lluvias

Según ha informado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, la llegada al tercio norte peninsular de una masa de aire Atlántico muy cargado de humedad está provocando fuertes precipitaciones en el norte de Galicia, en toda la cornisa cantábrica y en los Pirineos, en ocasiones persistentes y localmente fuertes y cuya acumulación ha provocado numerosas inundaciones y desbordamientos de ríos.

En las últimas horas estas lluvias están causando problemas importantes en el Cantábrico oriental, Navarra y en el Pirineo aragonés, donde se están produciendo inundaciones por desbordamiento de las cuencas de los ríos que han obligado a alertar a los vecinos y a cerrar algunas carreteras comarcales anegadas por el agua.

A primera hora de la mañana de este viernes, 14 comunidades autónomas y Melilla tenían activadas alertas meteorológicas por abundantes precipitaciones, nevadas, viento fuerte, mala mar o por riesgo de aludes y deshielo en las cumbres del norte, donde ha nevado copiosamente los últimos días.

Las predicciones de la Aemet apuntan a que las alertas se mantendrán este sábado en 11 comunidades y en tres de ellas (Aragón, Baleares y Cataluña) estará activado el nivel naranja (riesgo importante) por nevadas de hasta 20 centímetros de espesor en 24 horas y olas de hasta 9 metros en Menorca.

Entretanto, hoy viernes podría llover débilmente en los entornos de los sistemas Central e Ibérico y de manera localmente persistente en el Cantábrico oriental y Pirineos, donde incluso llegarán a ser localmente fuertes.

Además, el viento soplará con fuerza en el Cantábrico, el Mediterráneo y en Baleares y allí persistirá el temporal marítimo al igual que en el norte, donde las olas podrán superar los 6 metros.

Las temperaturas experimentan un notable ascenso este viernes, de manera que incluso desaparecerán momentáneamente las heladas nocturnas y se superarán los 10 grados de máxima en prácticamente todas las zonas, o los 20 grados a orillas del Mediterráneo y del Guadalquivir.

Anticiclón

Mañana sábado un anticiclón comenzará a ejercer su influencia sobre España de manera que las lluvias se centrarán sólo en el extremo norte y así, por ejemplo, en el País Vasco, donde ha llovido copiosamente en las últimas horas, se espera precipitaciones persistentes al principio del día que irán remitiendo y serán menos frecuentes e intensas por la tarde, hasta cesar completamente el domingo.

En el resto de España mañana habrá intervalos nubosos con alguna precipitación dispersa en zonas de montaña y bancos de niebla en la zona centro y en la Meseta sur.

El domingo día 12 aparecerán bancos de niebla y nubes bajas asociadas a la estabilidad meteorológica que “podrían reducir significativamente la visibilidad y hacer complicada la conducción de vehículos en carretera”, advierten desde la Aemet.

Estos bancos de niebla aparecerán con mayor probabilidad en las dos mesetas y en la cuenca del Ebro, donde podrán ser persistentes y mantener un ambiente fresco durante toda la jornada del domingo.

En el resto de España las temperaturas diurnas continuarán subiendo pero descenderán las nocturnas dando lugar a heladas débiles en zonas de montaña y páramos en el centro.

En las horas centrales del día el ambiente será templado y de nuevo se superarán los 20 grados de máxima a orillas del Mediterráneo y en el valle del Guadalquivir.

La semana próxima comenzará con predominio del tiempo estable y anticiclónico, sin lluvias en la práctica totalidad del país pero con bancos de nubes bajas y de niebla, especialmente en las cuencas del Ebro y del Duero.

Las temperaturas no variarán el lunes y el martes y se mantendrán de día altas en general para esta época del año en las zonas donde no haya niebla, pero en el resto seguirá el ambiente fresco y apenas alcanzarán los 10 grados.

A partir del miércoles 15 la llegada de vientos húmedos podrían dejar cielos nubosos y lluvias débiles en el área mediterránea, mientras las nieblas serán cada vez menos frecuentes y las temperaturas experimentarán un descenso generalizado aunque no muy acusado.

En Canarias, este viernes soplarán los vientos alisios con rachas superiores a los 80 kilómetros por hora en las cumbres expuestas y las temperaturas no varían demasiado, pero durante el fin de semana los vientos tenderán a calmarse y los cielos se despejarán aunque habrá calima en las islas orientales.

Las temperaturas subirán ligeramente en el archipiélago y la próxima semana, tras un lunes tranquilo, el martes es posible que se produzcan precipitaciones. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com