INCENDIOS FORESTALES

Más de 2.000 hectáreas quemadas en los incendios forestales de Zamora

Incendio forestal en Lober de Aliste (Zamora). EFE/Mariam A. Montesinos.

Los técnicos investigan el origen del incendio todavía activo que ha quemado una extensa área estimada en más de 2.000 hectáreas y de unos 38 kilómetros de perímetro de las comarcas zamoranas de Aliste y Tierra de Alba, en un domingo en el que han quedado controlados o extinguidos todos los focos registrados en la provincia de Málaga, menos el de Alcaucín.

Después de que ayer y esta madrugada saltara la alarma en Lober de Aliste (Zamora), y en varios municipios de la provincia de Málaga por la declaración de incendios forestales, la situación en general ha mejorado, pero estos pueden seguir dando algunos problemas. De hecho, los únicos extinguidos son los de Gaucín y Almogía, en Málaga.

Los fuegos han obligado a activar a efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en Zamora, donde se han quemado naves industriales, un vehículo de extinción y una residencia, y a desalojar a vecinos -ya en sus casas- en Colmenar (Málaga) por la proximidad de las llamas.

Bajada del nivel de peligrosidad

La evolución favorable en Lober de Aliste (Zamora) ha permitido reducir en las últimas horas los medios de extinción y hará posible que a última hora de la tarde de este domingo se baje el nivel de peligrosidad del incendio si no cambia la situación.

El incendio está previsto que baje al nivel mínimo de peligrosidad frente al nivel dos actual, en una escala de cero a tres, han informado a Efe fuentes de la Junta de Castilla y León.

Eso significa que ya no hay peligro para poblaciones y que se prevé quede controlado en las próximas horas, después de que las llamas hayan rodeado el casco urbano de Domez de Aliste y hayan llegado también a las inmediaciones de las localidades de Vegalatrave y Losacio.

Aunque el incendio no se da aún por controlado, permanece sin llama desde primera hora de este domingo, salvo alguna pequeña reproducción que ha sido atajada de forma rápida, y la mejora de la situación ha permitido que este domingo por la tarde se retiren dos de las brigadas de refuerzo del Ministerio para la Transición Ecológica desplazadas a la zona.

Sobre las causas del fuego, fuentes del centro de mando avanzado desde el que se coordinan las labores de extinción han precisado que el origen está aún en investigación.

El fuego, que se declaró el sábado a las 14:00 horas, ha movilizado este domingo hasta 17 medios aéreos y más de 300 personas, entre ellas 122 militares y 36 vehículos de la UME, según fuentes del Ministerio del Interior.

La labor de las brigadas especializadas, que abrieron contrafuegos durante la noche, y de los retenes de maquinaria y los militares de la UME, que perimetraron la zona, fue clave para evitar la propagación del incendio, que se extiende por un perímetro de 38 kilómetros y ha carbonizado 2.090 hectáreas en las comarcas zamoranas de Aliste y Tierra de Alba.

En Málaga, cuatro incendios

En Málaga, este fin de semana se han declarado cuatro incendios. El último, en Alcaucín, comenzó sobre las 9:30 horas, afecta en parte a superficie agrícola y permanece activo.

Los otros tres siniestros que afectan a esta provincia andaluza se han registrado en los términos de Gaucín y Almogía (extinguidos) y Colmenar (controlado).

En esta última población, el incendio ha sido, primero estabilizado y luego controlado, lo que ha posibilitado que vuelvan a sus viviendas medio centenar de vecinos que fueron desalojados.

Después de conocerse el regreso de los vecinos, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, felicitó en su cuenta de Twitter al Infoca (servicio de extinción de incendios forestales de Andalucía) y a Emergencias 112 por su rápida actuación. “El dispositivo sigue trabajando”, señala en dicho texto.

El fuerte viento en la zona complicó los trabajos de extinción, si bien este incendio quedó estabilizado alrededor de las 10:00 horas, y controlado sobre las 12:15 horas.

Infoca ha desplegado un dispositivo compuesto por 63 bomberos forestales junto con tres autobombas, cuatro técnicos de operaciones, un técnico de extinción, la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones y un helicóptero.

El teléfono 112 recibió más de 80 llamadas de vecinos, la primera de ellas sobre las 00.10 horas, que alertaron del fuego en las proximidades de la carretera A-4152, que une Cerro del Águila con Alfarnate.

Mapa de riesgo de incendios

El mapa de riesgo de incendios forestales amaneció en rojo (extremo) y naranja (riesgo muy alto) tanto en Zamora como en Málaga, además de en zonas de otras provincias españolas como Lleida, Huesca, Zaragoza, Soria, Alicante, Valencia o Granada.

Precisamente en esta última provincia, el Ayuntamiento de Bubión (Granada) empezará mañana lunes una ronda de contactos con administraciones supramunicipales para pedir ayuda y restituir el paraje calcinado por un fuego forestal activo desde este miércoles y en el que trabaja un camión en tareas de refresco y vigilancia.

Estos niveles, generados automáticamente a partir de datos meteorológicos y modelos numéricos de predicción del tiempo, mejoran mañana, aunque, en concreto, las provincias de Málaga y Zamora continúan en rojo y en naranja, según la Agencia Estatal de Meteorología. EFEVerde




Secciones:        
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com