INCENDIOS FORESTALES

Galicia revive uno de sus miedos más recurrentes: los incendios

Galicia revive uno de sus miedos más recurrentes: los incendios Los bomberos apagan uno de los numerosos focos del incendio en la localidad coruñesa de Rianxo. EFE

Javier Ramos.- EFEverde.- Con la llegada del agradecido sol primaveral Galicia ha revivido en cambio uno de sus miedos más recurrentes, el de los incendios forestales, una lacra que -sin excepción- siega año tras año cientos de hectáreas de un monte que sufre las consecuencias del abandono, la despoblación del rural, y de la intencionalidad, pues se cree que varios han sido provocados.

Incendios en Galicia

Esta, la de los fuegos, es la tónica habitual de un territorio en el que, en esta ocasión, las olas de incendios han comenzado incluso más temprano que de costumbre, dado que han asomado en pleno mes de marzo propiciadas por unas temperaturas más elevadas de lo habitual, con termómetros que superan ampliamente los veinte grados.

incendios

Vecinos de Rianxo y Guardia Civil en el incendio en la localidad coruñesa de Rianxo. EFE/Lavandeira jr

En este escenario las llamas han comenzado a extenderse por varias zonas de la geografía de la comunidad autónoma.

Los lugares más afectados por la lumbre se localizan en este momento en los ayuntamientos coruñeses de Rianxo y Dodro, que han amanecido como víctimas de un voraz incendio, declarado en plena noche, y que ha quemado ya unas 850 hectáreas, al verse impulsado por el fuerte viento del noroeste que lo acompaña.

Sin embargo, pese a lo impactante de las imágenes recién comenzada la nueva estación en una Galicia que suele arder en los meses de verano, cuando no en mitad del otoño, los vecinos de estos municipios consultados por EFE no se han mostrado en esta jornada, como era de esperar, tan sorprendidos con lo ocurrido.

“Es normal que arda tal y como está el monte”, ha asegurado por ejemplo Manuel, propietario de una vivienda en Rianxo, situada una decena de metros detrás del instituto de educación secundaria Félix Muriel, que ha tenido que ser desalojado a causa del denso humo que cubría la zona en las horas centrales del día.

Manuel ha podido permanecer en su domicilio, con los lindes bien cuidados y los cuales se ha afanado en regar con fruición a la par que observaba, junto con sus familiares, el tránsito de medios de extinción y seguridad por la zona.

No obstante, numerosos lugareños han optado por dejar sus viviendas ante los temores de un posible cambio en el avance del fuego que, lamentablemente, podría poner en riesgo su propiedad ante la dejadez de los matorrales y fincas colindantes.

incendios

Bomberos en el incendio en la localidad coruñesa de Rianxo. EFE/Lavandeira jr

Este es el caso de Luisa, otra residente a la que la Guardia Civil le ha recomendado dejar el lugar ante la acumulación de maleza en una finca anexa a su propiedad, de dueño desconocido y en la que no se ha efectuado por ende labor alguna de prevención.

Lucha contra el fuego

Los medios técnicos que conforman el dispositivo que procura el apagado trabajan sin descanso en la creación de cortafuegos y en el desbroce urgente de las parcelas más próximas a las casas, tratando así en lo posible de reducir el peligro que las llamaradas generan con su avance todavía sin control.

Los equipos de extinción, apoyados por motobombas e hidroaviones, siguen con las arduas tareas para tratar de frenar un fuego que nuevamente los coge a pie cambiado, en una temporada en la que no se realizan las exhaustivas funciones preventivas propias de los meses de alta actividad incendiaria y en la que las plantillas están menos dotadas que en ese período considerado como el más complicado. EFEverde

Te puede interesar:

Las colillas de cigarros provocaron un 3,25 % de incendios en la década 2004/2013

 




Secciones: