INCENDIOS FORESTALES

El incendio de Navalacruz (Ávila), el más grave del fin de semana en España

Imagen de archivo de un incendio forestal. EFE/Pedro Puente Hoyos

El incendio declarado este sábado entre Navalacruz y Cepeda de la Mora, en Ávila, y que ha quemado ya alrededor de 12.000 hectáreas con un perímetro de 80 kilómetros, es el más preocupante del fin de semana en España, donde el fuego también ha aparecido en otras provincias como Madrid y Castellón.

Estos incendios coinciden justamente con una de las olas de calor más duras que se recuerdan y que ha propiciado que se alcancen en Montoro (Córdoba) los 47,4 grados, el récord de temperatura máxima absoluta en España, un valor que sería el registro más alto medido en el país de manera fiable.

Pero en el caso del fuego de Navalacruz la causa habría sido un coche que comenzó a arder a las 11:00 de la mañana del sábado en la cuneta de la carretera N-502 (Ávila-Córdoba), y cuyas llamas se extendieron por la ladera cercana, arrasando hasta ahora unas 12.000 hectáreas de matorral, pasto y superficie arbolada.

Un millar de personas evacuadas

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que ha acudido al Puesto de Mando Avanzado (PMA) ubicado en Tornadizos de Ávila, junto al delegado del Gobierno en la Comunidad, Javier Izquierdo, ha asegurado, que si no cambia la situación, se prevé la “estabilización general del perímetro”, de unos 80 kilómetros, “en las próximas horas”, aunque eso no significa el control de un fuego.

Esta situación, agravada por las altísimas temperaturas, un viento calmante y la práctica ausencia de humedad, contribuyeron a la rápida expansión de unas llamas, que provocaron la evacuación de cerca de 1.000 personas de ocho núcleos de población de tres municipios.

En este sentido, el consejero ha señalado que desde la Junta no se van a “precipitar en el realojo” hasta que no exista una “absoluta y total seguridad” de que la población de esas localidades no corren peligro.

“En las próximas horas esperamos una estabilidad general del perímetro y después se valorará”, ha explicado Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien ha precisado que esa circunstancia implica que el perímetro “quede cerrado y sin llama”, no que esté controlado.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, que al igual que el consejero ha subrayado la “coordinación” de todas las administraciones en el operativo, ha señalado a los periodistas que en la actualidad trabaja en la zona un dispositivo de 1.000 personas, de las cuales 400 son medios del Estado, 303 de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Al respecto, ha señalado que, junto al amplio despliegue de la Junta, que ha contado con la colaboración de medios de Madrid, Galicia, Castilla-La Mancha y Extremadura, el Gobierno cuenta ahora con trece aeronaves tratando de controlar el fuego.

Asimismo, ha agradecido el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como de los vecinos y alcaldes, que se han convertido desde el sábado en una “pieza fundamental” para poder luchar contra este gran incendio.

Viviendas evacuadas por el incendio de El Raso

Por su parte, desde la Junta de Castilla y León han señalado que el otro incendio declarado a última hora del sábado en la provincia de Ávila, concretamente en El Raso, una pedanía de Arenas de San Pedro, tiene una evolución “muy favorable”, después de haber obligado a evacuar anoche nueve viviendas.

La Junta declaró este incendio también de Nivel 2 y solicitó la presencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La Xunta de Galicia anunció esta noche en un comunicado que, para contribuir a la extinción de los incendios, enviará a Ávila cuatro brigadas, dos agentes, un técnico y dos motobombas del Servicio de Prevención y Defensa contra Incendios Forestales (SPIF) de Galicia, así como un camión cisterna de la Agencia Gallega de Emergencias (Axega).

Incendios en Azuébar (Castellón) y Batres (Madrid)

En la provincia de Castellón preocupa también la evolución del incendio forestal declarado también a última hora del sábado en Azuébar, que obligó al desalojo de este municipio y que afecta a más de 500 hectáreas con 4 kilómetros de frente de llamas.

La evolución de este incendio es “favorable” tras una noche “tranquila” sin que se haya reavivado el fuego y su causa puede estar relacionada a las altas temperaturas -más de 40 grados- y a una “tormenta seca”, según informaba la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ya que durante la tarde del sábado “cayeron bastantes rayos en la zona”.

En la extinción trabajan 350 medios terrestres entre bomberos de la provincia de Castellón y Alicante, bomberos forestales, miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y bomberos de la Generalitat, y 23 aéreos.

Finalmente, la Guardia Civil ha desalojado este domingo varias viviendas afectadas por un incendio de pastos que se ha declarado en la localidad madrileña de Batres y que ha afectado ya a 191 hectáreas.

El fuego, que se ha iniciado sobre las cuatro de la tarde de ayer domingo, ha obligado a la Comunidad de Madrid a decretar el nivel 1 del INFOMA y en él trabajan actualmente 49 medios de la Comunidad de Madrid, del Ayuntamiento de Madrid, de Castilla-La Mancha, de bomberos de Fuenlabrada y del Estado.

Y en Villaharta (Córdoba) el  INFOCA ha dado por estabilizado el incendio declarado en la tarde del domingo y que amenazó al núcleo urbano, lo que supone una evolución favorable durante la madrugada de las perspectivas que se cernían sobre la evolución de las llamas. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com