INCENDIO NEUMÁTICOS

Evacuaciones voluntarias, locales cerrados y mascarillas agotadas

  • Evacuaciones voluntarias, locales cerrados y mascarillas agotadas.

Evacuaciones voluntarias, locales cerrados y mascarillas agotadas Columna de humo provocada por el incendio de Seseña. EFE/Ismael Herrero

EFEVERDE.- Algunos vecinos cercanos al incendio del cementerio de neumáticos localizado entre Valdemoro (Madrid) y Seseña (Toledo) han dejado voluntariamente sus casas unos días ante la proximidad del humo, que ha hecho que muchos locales echaran el cierre y que se agotasen las mascarillas en farmacias y ferreterías.

Muchos vecinos con niños pequeños o con personas mayores a cargo han optado por dejar sus viviendas durante el fin de semana después de pasar la madrugada y la mañana pendientes de la inmensa nube de humo procedente del fuego del vertedero, contra el que luchaban 16 dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha.

Y es que la posibilidad de que la lluvia prevista para esta tarde hiciera descender las partículas de la nube de humo ha despertado la inquietud de muchos habitantes de la zona, que han decidido pasar el fin de semana en casa de familiares.

Uno de los conserjes de la comunidad de vecinos ha explicado a Efe que la Guardia Civil y otros cuerpos de seguridad han informado de que durante el fin de semana se reforzarán las patrullas de vigilancia “para evitar que se produzcan robos mientras las familias están fuera de sus casas”.

Los que han decidido quedarse se han provisto de mascarillas para salir a la calle, y tanto es así que, como ha comprobado Efe, las farmacias y ferreterías de la zona se han quedado sin existencias, y muchos vecinos del residencial han tenido que desplazarse hasta Valdemoro para comprarlas.

Asimismo, el colegio y la mayoría de establecimientos comerciales han echado el cierre, aunque algunos permanecen abiertos.

El inicio del fin de semana ha motivado que a partir del mediodía muchos curiosos se desplazaran hasta la zona del incendio, donde trabajaban tres helicópteros, una avioneta y una decena de dotaciones de bomberos, además de efectivos de Protección Civil y Policía.

Entretanto, los vecinos lamentaban que se haya producido “una catástrofe” que “era previsible”, como afirma Miguel, residente en las inmediaciones.

El cementerio de neumáticos lleva veinte años instalado en la zona, y sin embargo, según ha comentado a Efe otro de los vecinos, “hasta 2014 no se instalaron hidrantes de agua, y justo antes de las elecciones municipales empezaron a retirar ruedas, aunque durante poco tiempo”.

Algunos vecinos de esta urbanización, donde residen unas 10.000 personas, coinciden en el diagnóstico de que el conflicto de competencias entre las comunidades de Madrid y de Castilla-La Mancha ha ralentizado la destrucción de los neumáticos. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies