INCENDIOS FORESTALES

Extinguido el incendio de Ávila tras 13 días en los que ha quemado 22.000 hectáreas

Zona afectada por el incendio forestal en Ávila. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La Junta de Castilla y León da por extinguido el incendio declarado hace trece días entre las localidades abulenses de Navalacruz y Cepeda de la Mora, que con una estimación de 22.000 hectáreas arrasadas es el incendio más extenso que ha sufrido esta comunidad autónoma en los últimos 40 años y el más grave del año en el país.

El vicepresidente de la Junta ha informado en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno de la extinción de este incendio a las 8:38 horas de esta mañana y dos minutos más tarde, a las 8:40, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha registrado su petición de comparecencia en las Cortes para dar cumplida cuenta de lo ocurrido en este incendio.

Sobre el anuncio del grupo parlamentario de Por Ávila de que presentará la petición de una comisión de investigación en las Cortes sobre este incendio forestal que el PSOE apoyará, Igea ha pedido escuchar antes al consejero en su comparecencia.

“Escucharle primero es lo más prudente”, ha dicho Igea, quien ha recordado que en Castilla y León existen cinco comisiones de investigación abiertas, lo que demuestra que a la Junta no le preocupa la transparencia.

El Consejo de Ministros declaró este martes pasado zona catastrófica la afectada por este incendio de la provincia de Ávila, que llegó a tener más de 160 kilómetros de perímetro y en cuyas labores de extinción han participado más de mil personas.

Por otra parte, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ávila ha abierto diligencias por este incendio forestal que surgió de manera accidental entre los términos municipales abulenses de Navalacruz y Cepeda de la Mora.

El fuego surgió en torno a las 10:40 horas del sábado 14 de agosto a la altura del kilómetro 38 de la N-502 (Ávila-Córdoba), donde un vehículo comenzó a arder y, una vez en el arcén derecho en dirección a Ávila, las llamas se extendieron hacia el monte más cercano.

El siniestro se produjo en un día de elevadísimas temperaturas, escasa humedad y fuertes rachas de un viento cambiante que favorecieron la expansión y dificultaron las labores de extinción. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com