TRAFICO ESPECIES

74 colmillos de elefante africano, incautados en Madrid

  • La persona investigada, que está acusada de los delitos de contrabando, falsificación de documento y relativo a la protección de la flora y la fauna, pretendía legalizar los colmillos amparándose en un permiso de caza de la República de Mozambique expedido en el año 1970 falsificado.

74 colmillos de elefante africano, incautados en Madrid Guardia Civil incauta 744 kilos de 74 colmillos de elefante africano.EFE/Guardia Civil

La Guardia Civil ha incautado 744 kilos de 74 colmillos de elefante africano en peligro de extinción que tenía una persona en su domicilio de una localidad de la provincia de Madrid y que pretendía regularizar de forma fraudulenta para venderlos por unos 200.000 euros.

Son colmillos de elefante “loxodonta africana” que se encuentra incluido entre los considerados en peligro de extinción, por lo que el comercio de sus partes y derivados está prohibido salvo excepciones, informa la Guardia Civil.

La persona investigada, que está acusada de los delitos de contrabando, falsificación de documento y relativo a la protección de la flora y la fauna, pretendía legalizar los colmillos de elefante amparándose en un permiso de caza de la República de Mozambique expedido en el año 1970 falsificado.

Seprona y Cites

La intervención ha sido desarrollada por el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en colaboración con la Subdirección General de Inspección, Certificación y Asistencia Técnica del Comercio Exterior.

Las investigaciones comenzaron en marzo tras recibir la Guardia Civil una solicitud de apoyo de la citada Subdirección General, que es la autoridad administrativa en España de la Convención sobre la Conservación y el Comercio (CITES), integrada por 179 países.

La autoridad CITES alertó de una posible falsedad en el trámite de un expediente de regularización de una gran partida de colmillos de marfil procedentes al parecer de una herencia.

El equipo del SEPRONA, en colaboración con la autoridad CITES, inició una investigación y solicitó a las autoridades mozambiqueñas las autorizaciones expedidas sobre el mencionado permiso de caza.

Comprobaron que efectivamente el permiso había sido expedido ese año pero autorizaba la caza de un solo ejemplar de elefante y no de los 37 que figuraban anotados en el mismo, por lo que presuntamente el permiso había sido falsificado.

A mediados del pasado mes de abril agentes de la Guardia Civil, acompañados por un inspector de CITES, realizaron una inspección en el domicilio de la persona investigada e incautó los colmillos de elefante, cuyo destino era la venta y cuyo valor ascendería en el mercado a unos 200.000 euros.

Tráfico ilegal de especies protegidas

Esta investigación pone de manifiesto el tráfico ilegal de especies protegidas de la fauna silvestre, considerado por las autoridades el tercero a nivel mundial de las actividades criminales ilegales y que reporta beneficios valorados entre ocho y veinte billones de euros anuales, destaca la Guardia Civil.

Añade que este tipo de incautaciones contribuyen a paliar la caza furtiva de especímenes para el comercio internacional al reforzarse los controles policiales y administrativos en los procesos de regularización y posterior venta de especies objeto, en este caso, de la caza ilegal.

Los 179 países que integran CITES acordaron regular el comercio internacional de determinadas especies de plantas y de animales en peligro de extinción así como de un gran número de otras que podrían estarlo si su comercio no se regula estrictamente.

Colmillos de elefante, un comercio sangriento

Por su parte, la organización WWF España ha felicitado al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil por la incautación de 74 colmillos de elefantes africanos, una especie en peligro de extinción, y ha alertado de que este “comercio ilegal sangriento” está masacrando las poblaciones de elefantes.

Esta ONG recuerda que cada año se cazan unos 30.000 ejemplares de elefante y durante el período 2007-2013 se habrían matado más de 100.000 ejemplares en toda África.

Esto ha supuesto, según WWF, que en determinadas regiones, como Tanzania, la población haya sufrido un descenso del 50 % durante este periodo, poniendo en peligro su supervivencia.

Si no somos capaces de abordar esta matanza masiva, en pocos años las poblaciones de elefantes desaparecerán de toda África, como ya lo hizo en el siglo pasado cuando las poblaciones se redujeron desde los cuatro millones al medio millón de la actualidad”, ha señalado Luis Suárez, portavoz de Biodiversidad de WWF.

La organización recuerda que España es la “puerta de entrada” a Europa de este tipo de comercio ilícito por su proximidad con África, y que los puertos de Algeciras, Valencia y los de las Islas Canarias, “son las que más tránsito de especies ilegales registran”.

Entre 2005 y 2014, el Seprona ha incautado 13.838 animales y sólo durante el 2014 este mercado negro ha movido en España 450.000 euros, según datos de Cites-España (la convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres).

Desde 2005 hasta 2014 se decomisaron en España 4.742 reptiles, 3.096 aves y 1.379 mamíferos.

Sin embargo, la ONG advierte de que aunque el tráfico de fauna es el que más noticias genera en cuanto a comercio ilegal de especies vivas, este se ve desbancado por el comercio de plantas: sólo durante 2014 se intervinieron en las fronteras más de 10.000 cactus.

La ONG ha apelado a las administraciones a incrementar la vigilancia sobre las poblaciones salvajes para garantizar su protección, a aplicar las leyes sobre comercio ilegal de especies pero también a concienciar a la sociedad de que no compre marfil y poder así reducir la demanda.




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies