PORTUGAL INCENDIOS

Implicar a los vecinos, necesario para acabar con los incendios en Portugal

Implicar a los vecinos, necesario para acabar con los incendios en Portugal EFE/NUNO ANDRÉ FERREIRA

La solución a los constantes fuegos en Portugal pasa por la implicación de la propia población,  asegura Xavier Veigas, catedrático de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Coimbra y experto internacional en el combate de incendios forestales.

“Aproximadamente, el 20 % de los incendios forestales son intencionados“, aunque el dato es difícil de precisar ya que muchos fuegos no son investigados, dijo en una entrevista con Efe Veigas.

En este sentido, el experto, que ha participado en proyectos contra incendios forestales de China o Australia, centra su análisis en que, al margen de los intencionados, la mayoría de los incendios se originan por negligencias humanas de todo tipo, tales como actividades agrícolas u otro tipo de trabajos al aire libre.

En el combate de los incendios, además de las actuaciones de los bomberos, agentes de la Guardia Nacional Republicana o miembros del Instituto de Conservación de Naturaleza y Forestas (ICNF), faltaría, a juicio del catedrático, un cuarto pilar: la implicación de los vecinos “cuya contribución es muy importante para resolver este problema”.

“Es un trabajo largo, de muchos años“, argumentó Veigas, convencido de que si se sensibiliza a la población y se la forma formada para evitar incendios y proteger la naturaleza, los fuegos dejarían de ser tan frecuentes como ocurre ahora en el territorio portugués, donde en 2016 las llamas arrasaron 150.000 hectáreas.

Si se sensibilizara y se formara a la población para proteger la naturaleza, los fuegos dejarían de ser tan frecuentes.

Si se sensibilizara y se formara a la población para proteger la naturaleza, los fuegos dejarían de ser tan frecuentes. EFE/NUNO ANDRE FERREIRA

Los vecinos, preparación

A los años de constantes incendios en la época estival se añade la tragedia de Pedrógao Grande el pasado 17 de junio, cuando murieron 64 personas a causa del fuego que calcinó 46.000 hectáreas en la región Centro de Portugal.

“Las vecinos tienen que estar preparados para defenderse de los incendios”, insistió Veigas y por ello las instituciones han de dotar a la población de las herramientas y los instrumentos necesarios.

A juicio del catedrático, es muy importante la existencia de “canales de comunicación entre el pueblo y las autoridades” para evitar tragedias como la de Pedrógao, en la que muchos vecinos murieron en su huida de las llamas.

Sobre la respuesta de los medios ante un incendio forestal, Xavier Veigas aseguró con rotundidad que “es falso que los medios no actúan con rapidez”.

“La respuesta de los medios es rápida y fuerte”, ya que al incendio llegan con rapidez tanto medios terrestres como aéreos, según los datos registrados los últimos años.

El problema radica en las épocas de largas sequías, cuando puede haber en un mismo día hasta 200 incendios en Portugal, por lo que la respuesta no es tan rápida ni tan contundente.

Nuevas tecnologías contraincendios

Las nuevas tecnologías deben convertirse en oportunidad para impedir el avance de las llamas, dice Xavier Veigas.

Las nuevas tecnologías deben convertirse en oportunidad para impedir el avance de las llamas, dice Xavier Veigas. EFE/NUNO ANDRE FERREIRA

Las nuevas tecnologías deben convertirse, en su opinión, en una oportunidad para impedir el avance de las llamas.

En Portugal existen muchas viviendas construidas en alquerías situadas en plena zona forestal, sin apenas defensas ante un incendio y de difícil acceso para los medios, por lo que este experto ha diseñado, junto con un grupo de investigadores de Madrid, unos aspersores que se pueden hacer funcionar de manera telemática en caso de incendio.

Además, con un grupo de expertos de Valencia han puesto en marcha un ensayo en la sierra portuguesa de Lousá (región Centro) para habilitar cañones de agua que puedan proteger las zonas habitadas en caso de que haya algún fuego en las proximidades.

Y sobre la profesionalización del sector de los bomberos, ya que en Portugal el grueso de Protección Civil son voluntarios (hay alrededor de 65.000), Veigas manifestó que Portugal no tiene capacidad para disponer de un cuerpo totalmente profesionalizado.

En este sentido, apeló a que los cuerpos de protección civil voluntarios, con cuarteles por la mayoría de municipios de Portugal, reciban una mayor formación en los trabajos de extinción.

“Se ha invertido mucho en la formación de los voluntarios de Protección Civil en el área de salud y no tanto en la extinción de los fuegos”, concluyó. Efeverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies