CONTAMINACION SALUD

Preocupación por la contaminación ambiental de la gran explosión de Beirut

EFE/EPA/WAEL HAMZEH

Ginebra, 1 sep (EFE).- La emisión de sustancias tóxicas que se puede haber producido en la reciente gran explosión del puerto de Beirut y su propagación en el aire, el suelo y el mar es motivo de preocupación según una experta del Programa de la ONU para el Desarrollo.

“En vista del tipo de material que suele almacenarse en los puertos, como pesticidas, productos farmacéuticos, químicos industriales, plomo de vehículos y otros materiales pesados puede haber una contaminación química”, dijo Jihan Seoud, de una experta del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo

Hablando por vídeoconferencia desde Beirut para la prensa acreditada ante la ONU en Ginebra, Seoud sostuvo que las substancias liberadas en la explosión “pueden tener efectos negativos en la gente que está expuesta a las mismas”

El impacto de la explosión ocurrida el pasado 4 de agosto en la salud de la población y en el medioambiente todavía se está evaluando.
Sin embargo, se sabe que otro aspecto relacionado con la contaminación y que debe ser abordado con cuidado es la remoción de escombros y de los desechos de la construcción.

Catástrofe humana

La catástrofe humana ha provocado entre 100.000 y 800.000 toneladas de ese tipo de desecho.

La experta explicó que Líbano no tiene ningún tipo de instalación de almacenamiento o tratamiento de desechos tóxicos y que, para empeorar las cosas, uno de sus dos espacios municipales para el tratamiento de desechos sólido está casi colapsado.

“Pronto habrá que afrontar otra crisis, esta vez relacionada con la gestión municipal de los desechos, si esto no se resuelve pronto”, anticipó.

El organismo de la ONU también teme una contaminación del medio marino por el vertido de químicos desde lo que era el puerto.

La contaminación del aire con químicos transportados en las partículas de polvo esparcidas por la explosión podría suponer un riesgo adicional para la salud de la población de Beirut.

Líbano está recibiendo asistencia de la ONU y de la Unión Europea para la remoción y gestión de desechos, gracias a lo cual se ha empezado, allí donde es posible, la limpieza, clasificación y reciclaje de desechos fuera del puerto, de lo que se está encargando la municipalidad con un número considerable de voluntarios.

Por su parte, empresas dedicadas a la construcción han puesto a disposición sus maquinarias para avanzar en esa tarea.

Los desechos se están llevado por el momento a un lugar provisional, puesto que “hay que evitar sean transportado dentro del país”, donde no hay capacidad para que sean tratados, concluyó Seoud. EFE
is/icn

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com