RESERVAS MARINAS

Imedea aplica inteligencia artificial en un estudio en la Bahía de Palma

En la imagen, fondos marinos en el Cabo de Gata (Almería). Foto: JJ Guillén (EFE) Una medusa en el fondo marino. Foto: JJ Guillén (EFE)

El Grupo de Ecología de Peces del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea) aplicará la inteligencia artificial a un estudio que llevará a cabo a lo largo de este año en la reserva marina de la Bahía de palma, con la intención de mejorar la recopilación de datos sobre su biodiversidad y su seguimiento.

El proyecto AutoNatura2000tres tiene el propósito de implementar y automatizar un sistema de recopilación de datos en la Bahía de Palma, ha detallado el Imedea en un comunicado.

El sistema se basa en la obtención de imágenes de alta definición de la biodiversidad marina (imágenes subacuáticas) y de las actividades humanas que se realizan en la reserva (pesca, deportes náuticos, tráfico marino), y su posterior análisis mediante algoritmos de inteligencia artificial de aprendizaje profundo (Deep Learning).

Reserva Marina de la Bahía de Palma

La investigación se centra en la Reserva Marina de la Bahía de Palma, perteneciente a la red de reservas marinas de interés pesquero, gestionadas por la Dirección General de Pesca y Medio Marino del Govern y a la Red Natura 2000.

La doctora Arancha Lana, investigadora del Grupo de Ecología de Peces y miembro del equipo del proyecto, ha recordado que esta área marina protegida “tiene como objetivo avanzar hacia la pesca sostenible y garantizar la supervivencia de la biodiversidad a largo plazo, haciéndolo compatible con el desarrollo de la actividad humana en la zona”.

Por este motivo, “es necesaria la continua recopilación de datos de biodiversidad y actividades humanas, y su automatización a través de herramientas como las del sistema AutoNatura2000tres va a suponer un salto cualitativo en su gestión”, declara la científica.

El sistema AutoNatura2000tres realizará una monitorización y una recopilación de datos simultánea de las actividades humanas y un estudio motorizado de la distribución y la identificación de peces.

Imágenes de alta definición

El estudio abarca tanto la parte submarina de la zona protegida, como la emergida, utilizando imágenes de alta definición, indica Lana.

El sistema permite obtener información diaria de manera automática (con visión computacional) de presencia de barcos de pesca, tráfico marítimo o deportes náuticos como el kayak, a la vez que genera información de abundancia y distribución de los peces.

Se basa en algoritmos de inteligencia artificial que permiten reconocer un objeto en una imagen (un barco de pesca, una especie de pez, una langosta) sin intervención humana.

En los últimos años, el Imedea se ha especializado en técnicas de “deep learning”, en aplicaciones de reconocimiento de la fauna marina.

Laboratorio pionero en conservación marina

AutoNatura2000tres representa un salto cualitativo en la automatización de la recopilación de datos en áreas marinas protegidas, y promueve la Reserva Marina de la Bahía de Palma como un laboratorio pionero en la conservación marina, destaca el investigador principal del proyecto, Josep Alós.

El científico subraya que este método de recopilación de datos “permite generar la información necesaria para la toma de decisiones encaminadas a hacer compatible la actividad humana con el objetivo de garantizar la supervivencia de la biodiversidad a largo plazo”.

El estudio constituye un ejemplo de innovación que permite avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de vida bajo el mar, la Agenda 2030 y la digitalización. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com