CUMBRE IBEROAMERICANA

Iberoamérica debe regenerar suelos y detener así cambio climático

Iberoamérica debe regenerar suelos y detener así cambio climático Iberoamérica debe regenerar suelos y detener el cambio climático. EFE/Cecilia Puebla

Emiliano Castro Sáenz.- EFEverde.- La lucha contra el cambio climático en Iberoamérica pasa, entre otras medidas, por regenerar sus erosionados suelos y detener así la acelerada velocidad de ese fenómeno en la región, dijo hoy a EFEverde la directora de Tierras para la región de América Latina de The Nature Conservancy, Ginya Truitt.

La activista de The Nature Conservancy  recomendó a los gobiernos de la región tomar “medidas que aporten a la regeneración del ambiente con resiliencia” y cambiar el modelo del planeta que “funciona casi como una industria extractiva”.
Para Truitt siempre que se invierta en regenerar los suelos “habrá mayor productividad”, con lo que los países tendrán “mayor oportunidad de detener la velocidad acelerada del cambio climático”.

La responsable de esta ONG con sede en Washington admitió que es un reto “coordinar” con los Gobiernos para que adopten medidas que “salvarán al mundo”, sobre todo en un ambiente de “incertidumbre” con los cambios políticos en la región.

Una flor sobre un tronco de madera, en una foto de archivo de una protesta contra tala de empresas madereras en Bogotá. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

El medioambiente y los dirigentes políticos 

A ese respecto señaló que el proyecto medioambientalista del presidente electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro aún es una “incógnita”, al tiempo que señaló que no es sano adelantar opiniones hasta que no haya asumido el cargo.
En el caso de México, cuyo presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, asumirá su cargo el próximo 1 de diciembre, la activista señaló que sabe de la “preocupación” que tiene la próxima administración en ese ámbito, aunque, reiteró, “habrá que esperar”.

La expectativa de la organización estadounidense es que Iberoamérica “no trate el cambio climático como un tema aparte, sino que cada acción que se tome vea el impacto que tiene sobre el ambiente”.

Agregó que no basta que los gobiernos digan que reducirán las emisiones de los gases contaminantes que producen el efecto invernadero, pues ello significaría que “no están entendiendo bien” que para combatir el cambio climático se necesitan adoptar medidas, por ejemplo, “no solo para regenerar un bosque, sino al mismo tiempo pensar en conservar las tierras agropecuarias”.

El cambio climático en la Cumbre Iberoamericana

A juicio de la activista la lucha contra el cambio climático “debería ser un tema central” en la XXVI Cumbre Iberoamérica, pues la región cuenta con “los 10 países con mayor biodiversidad del mundo”.
Asimismo indicó que no seguir las directrices del Acuerdo de París (2015), por ejemplo, “es acelerar el cambio climático, bajar la productividad del planeta y reducir el agua de la lluvia”.

Para combatir el cambio climático además de regenerar un bosque hay que pensar en conservar las tierras agropecuarias. EFE/Cecilia Puebla

Iberoamérica debe insistir en el tema pues, ¿desde cuándo ha necesitado de Estados Unidos para tomar estas acciones?“, señaló Truitt respecto a la decisión de Estados Unidos de separarse del Acuerdo de París sobre el cambio climático adoptada por su presidente, Donald Trump.
Como ejemplo indicó que en Iberoamérica se llevan a cabo “prácticas” que consumen un 70 % de recursos del agua, lo que a su vez causa “una conversión de la tierra” y en que un 48 % del territorio tenga cierto nivel de degradación y deforestación”, señala la ONG en uno de sus documentos.
Un ejemplo del trabajo de The Nature Conservancy son los Sistemas Agropecuarios Sanos, que “reducen la necesidad de la conversión del hábitat y revierte la degradación del suelo y el sumidero de carbono, mediante sistemas de cultivo más resilientes”.
Espacios que “no solo piensen en cultivar soja, sino agregar maíz, otros plantíos que cubran y que nutran la tierra”, eso va a “cambiarlo todo”.
Iberoamérica, finalizó Truitt, tiene la oportunidad de “parar de ver en contra del otro” y “estrechar lazos”, hacer “un balance” que permita, mediante el cuidado del medio ambiente, “mejorar la salud, la calidad del agua”, generar un ecosistema que, incluso, “evite la migración”. EFEverde




Secciones: