HURACANES ATLÁNTICO

El huracán Iota entra a Honduras debilitada pero dejando víctimas y muchos daños en Centroamérica

Fotografía cedida por el ejercito de Nicaragua de varios miembros en tareas de evacuación. EFE

Cerca de diez personas han fallecido al paso del huracán Iota por Colombia y Centroamérica que ha dejado además devastadas la isla de La Providencia en el Caribe colombiano y muchas zonas de Nicaragua, El Salvador y Honduras, donde anoche entró ya debilitado.

En Nicaragua se han registrado seis personas fallecidas por la fuerza del fenómeno, mientras en Colombia hay dos fallecidos y un desparecido, y una víctima tanto en El Salvador como en Honduras.

Lluvias, vientos e inundaciones por el huracán Iota

La tormenta tropical Iota entró anoche a Honduras por el departamento oriental de El Paraíso, limítrofe con Nicaragua, debilitada y con un movimiento de traslación de 19 kilómetros por hora, pero sus bandas siguen descargando lluvias en todo el país que podrían ampliarse hasta el jueves.

El fenómeno registra una rotación con vientos entre 80 y 90 kilómetros por hora, según informes de fuentes oficiales en Tegucigalpa, que de nuevo han advertido que la emergencia no ha terminado y que se esperan más precipitaciones, con inundaciones en zonas como el norte y occidente.

Iota ejercerá influencia directa esta noche en el sur de los departamentos de El Paraíso, por donde entró, y Francisco Morazán, lo mismo que en Choluteca, fronterizo con Nicaragua, y Valle, colindante con El Salvador.

Se prevé que la tormenta, posiblemente degradada a depresión tropical, salga a primeras horas del miércoles al Pacífico por el extremo oriental de El Salvador.

La fuerza del huracán han causado lluvias en todo el territorio hondureño, en algunas regiones más intensas, como en el oriente, norte y occidente del país.

Hasta ahora solamente ha trascendido la muerte de una niña en el sector de Brus Laguna, departamento de Gracias a Dios, en el Caribe, fronterizo con Nicaragua, por el derribo de varios árboles.

El deceso de la menor no ha sido confirmado por ninguna de las instituciones del Estado involucradas en la emergencia nacional que vive Honduras por el paso de Iota.

En Tegucigalpa y comunidades adyacentes las lluvias comenzaron a ser más intensas luego de que Iota entró al país, y según expertos, la capital se verá más afectada el miércoles.

Varias regiones de los cuatro puntos cardinales del país están sin electricidad por el derribo de postes del sistema eléctrico ante la caída de árboles y derrumbes, algunos de los cuales han interrumpido el tráfico de vehículos, así como por las inundaciones causadas por el desbordamiento de varios ríos en el país.

Al menos seis víctimas en Nicaragua

Fotografía cedida por el ejercito de Nicaragua de miembros del 4 Comando Militar Regional, del ejército de Nicaragua, mientras evacuan a varias personas hacia un albergue del municipio de Potosí de la ciudad de Rivas (Nicaragua). EFE/ Ejercito de Nicaragua

Antes a su paso por Nicaragua, Iota dejó al menos seis víctimas este martes en Nicaragua a causa de las intermitentes lluvias y fuertes vientos del huracán, que tocó tierra anoche en el Caribe como ciclón categoría 4 en la escala Saffir-Simpson (de un máximo de 5).

Entre los seis fallecidos hay dos menores de edad, uno de 11 y otro de 8, que eran hermanos, y fallecieron cuando intentaban cruzar un río desbordado Solera, en el departamento de Carazo, en el Pacífico, según informó la vicepresidenta del país, Rosario Murillo, dijo a través de medios oficiales.

Otras dos personas, padre e hijo, perecieron soterradas en una comunidad del municipio de Wiwili, departamento de Jinotega (norte), producto de un derrumbe de tierra.

Según las autoridades, Iota devastó la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), la zona más pobre y vulnerable de Nicaragua, habitada en su mayoría por indígenas miskitos y mayagnas.

Iota, clasificado como un huracán “extremadamente peligroso”, dejó sin techo algunos de los principales edificios de Bilwi, donde se habían refugiado 38.000 de las 40.000 personas evacuadas en 250 centros de albergue.

Algunas de las viviendas que habían sido reparadas 13 días antes, tras el paso del huracán Eta, fueron tumbadas por Iota, y la misma suerte corrieron decenas de árboles, igual que el tendido eléctrico y de telefonía, informó el Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

Iota, ya degradado a tormenta tropical, también causó inundaciones en la zona Pacífico de Nicaragua, debido a la crecida de ríos, como producto de la circulación de sus vientos, en sentido contrario a las manecillas del reloj.

Las autoridades mantienen la alerta roja para el Caribe de Nicaragua, y la amarilla para el resto del país, ya que no descarta un desastre mayor.

Intensificación este miércoles

En El Salvador, un joven de 30 años es la primera víctima por fuertes ráfagas de vientos en este país y lluvias de baja intensidad, según lo informaron este martes fuentes oficiales.

El ministro de Gobernación y presidente de la Comisión Nacional de Protección Civil, Mario Durán, confirmó el fallecimiento del joven y explicó que la víctima se transportaba en una motocicleta cuando le cayó un árbol, que cedió por los fuertes vientos que se registran desde la madrugada de hoy.

Señaló que el fallecido “llevaba a una niña de 18 meses, quien, según me han informado, fue trasladada a un hospital y se encuentra estable” e indicó que el hecho tuvo lugar en la oriental ciudad de San Miguel.

El funcionario llamó a la ciudadanía a no salir de sus casas si no es necesario y así evitar más tragedias, ya que se prevé que el miércoles se intensifiquen las lluvias y los vientos, cuyas ráfagas oscilan entre los 60 y 80 kilómetros por hora.

Por su parte, la jefa del Gabinete del Gobierno salvadoreño, Carolina Recinos, dijo que la cifra de personas evacuadas subió a 813, e indicó que estas personas se encuentran en 230 albergues instalados en diferentes zonas del país. EFEverde

 

Te puede interesar:

La isla de Providencia en el Caribe colombiano queda devastada por el huracán Iota




Secciones: