miteco

Hugo Morán : El agua será más escasa y su gestión debe implicar a la sociedad

Tablas de Daimiel Hugo Morán: el ciudadano debe implicarse en la planificación del agua .EFE/Manuel Ruiz Toribio

Coincidiendo con el Día Mundial del Agua, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, insta a la ciudadanía a implicarse en la planificación de este recurso universal “cada vez más escaso”, y reitera el compromiso del
Gobierno para sacar un ambicioso paquete de leyes ambientales cuanto antes.

En su primera entrevista a un medio de comunicación en esta legislatura, Morán destaca el intenso trabajo administrativo de los últimos meses, pese a un Gobierno hasta hace poco en funciones, que facilitará “capacidad de arranque” hacia una transición ecológica asentado sobre “un esfuerzo en la lucha contra el cambio climático y la conservación de la biodiversidad”.

Mientras el coronavirus COVID-19 es una crisis en la que “ahora hay que volcar todos los esfuerzos”, aunque “acabará pasando”, el secretario de Estado advierte de que la emergencia climática, con efectos tan graves como la sequía, las inundaciones, los incendios, no desaparecerán a corto plazo y requieren volcar esfuerzos.HUgo Morán- Efeverde

Pregunta: Pese a la actual crisis sanitaria por el coronavirus que afecta a todo el mundo y que mantiene a los países centrados en su lucha, el domingo 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua ¿cuáles son sus recomendaciones?

Respuesta: El Día Mundial del Agua coincide este año con la elaboración de los planes de cuenca de tercer ciclo, en el que nos hemos marcado un objetivo: que no sea un proceso construido desde la administración para los ciudadanos, sino que sea un proceso de planificación desde los ciudadanos para los ciudadanos.

Estamos haciendo un gran esfuerzo para que se pongan al servicio de la sociedad las herramientas de participación, que les permita a acceder a un proceso de planificación que, hasta ahora, ha sido muy complejo.

El ciudadano debe ser consciente de que el agua es un derecho y bien publico, escaso, y lo va a ser más, y por tanto, tenemos que tener un complicidad total como país a la hora de decidir, qué queremos hacer con el agua en el futuro, cómo la vamos a gestionar y qué protagonismos corresponde a cada uno.

P.- ¿Está España en una emergencia climática?
R.- El panel intergubernamental de cambio climático ha identificado los enclaves geográficos que mayor vulnerabilidad presentan frente al impacto del cambio climático, y uno de ellos es el espacio mediterráneo.

España se ubica entre una zona tropical y una fría, por lo tanto, es el que más va a comprobar cómo cambian sus condiciones de vida estacionales, además es un espacio crítico para la gestión de agua y lo sabemos porque si en algún sitio la
historia demuestra que ha tenido que hacer uso del conocimiento y la
aplicación de la tecnología para la adaptación en situaciones de escasez, ese es nuestro país.

Por desgracia, vivimos en un área en el que la confluencia de todos estos factores (incendios, inundaciones ,temporales, sequía..) hace un cóctel difícil de gestionar y me preocupa la capacidad de adaptarnos a ese cóctel de riesgos, que el cambio climático va a acentuar; es decir, si tendremos éxito o si seremos más efectivos en tanto en cuanto la ciudadanía sea capaz de adaptarse a una nueva realidad, que aún está por venir, pero que ya empezamos a identificar.

Conducciones del trasvase Tajo-Segura a su paso por la huerta de Orihuela (Alicante).

Conducciones del trasvase Tajo-Segura a su paso por Orihuela (Alicante). EFE/Morell

El reto no es la adaptación de los sistemas, de las estructuras, de los territorios (….) el mayor reto de adaptación es el cultural, el de la adaptación mental del ciudadano.

P.- ¿En esta legislatura, llegará el final del trasvase Tajo-Segura?

R.- El trasvase es una infraestructura que presta servicios de abastecimiento de agua de boca para unos dos millones y medio de personas, tanto en la cuenca cedente como demandante.

Es además, una infraestructura crítica, que en un momento de crisis climática, no
puede ser prescindible y que además tiene otros usos como aportación para el regadío, y ecológicos de prevención, en situaciones de emergencia como las Tablas de Daimiel.

Y a ello hay que añadir la acumulación de cinco sentencias y un requerimiento de la Comisión Europea (CE) en relación con la obligación, sí o sí, de establecer unos caudales ecológicos para el Tajo que, en estos momentos, con el plan hidrológico parcialmente anulado por los tribunales, no los tiene.

En la confluencia de todos estos factores hay que pensar que los condicionante del futuro del trasvase y sus usos no van a ser tanto “las voluntades políticas territoriales”, sino la realidad climática.

La incorporación de caudales ecológicos obligará a modificar la reglas de desembalse, y eso, va a detraer una parte de los caudales que en estos momentos se derivan para otros usos.

Si a esos factores sumamos el impacto de cambio climático, que dice la cuenca del Tajo será una de las zonas más afectadas con lluvias decrecientes, mayores niveles de evaporaciones y la necesidad de incrementar los caudales ecológicos, es evidente, que se producirá una reducción sustancial de volúmenes para poder atender usos mas allá de las necesidades de abastecimiento humano.

El trasvase Tajo-Segura seguirá siendo necesario como infraestructura de solidaridad inter-territorial, pero con todos estos factores, habrá que repensar hasta donde se puede llegar en los usos que en estos momentos cubre .

P.- ¿Cómo afrontar la situación de estrés hídrico en el que están inmersas las tablas de Daimiel ?
R.- Llevamos meses actuando; la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) fue una de las primeras en incorporar una visión de futuro en los mecanismos de control de los usos del agua.

tablas de daimiel-agua- sequía

El Patronato del Parque Nacional ha lanzado un ‘SOS’ ante la situación de emergencia hídrica que viven Las Tablas de Daimiel. EFE/Beldad

Estamos  racionalizando esos usos e incorporando elementos de control que
permitan asegurar no ir más allá de los derechos concesionales reconocidos, sin olvidarnos de poner en marcha sanciones para desincentivar determinadas prácticas extendidas en el territorio.

El volumen de expedientes sancionadores abiertos por la CGH, sin ser de los más visibles, van en la línea de las actuaciones en Doñana y el Mar Menor.

Una de las primeras decisiones adoptadas fue una instrucción directa a toda las confederaciones para que pusieran en marcha “todos los mecanismos de control respecto a los usos del agua en todas y cada una de las demarcaciones”; algunas pidieron apoyos extraordinario y en estos momento hay refuerzos de recursos humanos para el control en la confederación del Guadalquivir, Segura y
Guadiana .

P.-¿Sería viable un trasvase desde la cuenca del Tajo a Daimiel para mitigar la situación?
R.-Hacer un trasvase sin haber culminado los mecanismos de control de  eliminación de los regadíos ilegales, no es lo más razonable.

Igual que en el mar Menor las soluciones de tubería no son más que un parche, en la zonas de las Tablas pasa lo mismo. El problema no pasa por encontrar una situación coyuntural para salir de la emergencia y dar por resuelto el problema; la solución está en reducir las extracciones ilegales y una vez resuelto esto, comprobar que la capacidad de carga del acuífero queda compensada, porque si
se extrae el doble de lo que el acuífero repone nos dirigimos a un colapso del sistema.

A la Tablas de Daimiel hay que devolver al espacio su capacidad de reposición, su ciclo natural, y a partir de ahí podrán convivir el altísimo valor que poseen con la capacidad del desarrollo agrario que el sistema sea capaz de soportar.

Contenedores de reciclaje/EFE/Paula Escalada Medrano

P.- ¿En qué fase se encuentra el desarrollo de la ley de
residuos? ¿ y el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR)?
R.- Hasta ahora, en España el modelo de gestión de residuos ha tenido una etapa, pero se ha quedado corta, es decir, no da respuestas suficientes dentro de un proceso de incorporación de los valores ambientales y en gestión política transversal.

En España hay un problema en el reciclaje y su respuesta es binaria: o los
ciudadanos optan por el sistema de reciclaje convencional implantado o se decantan por el SDDR, y personalmente creo que “ni una ni otra”. Hasta ahora el modelo con el que hemos convivido, y que ha alcanzado unos niveles de respuesta razonables, ya no es capaz de satisfacer la demanda de mayor calidad de gestión que los ciudadanos piden.

La sociedad no puede vivir con la “incertidumbre” sobre si su esfuerzo en reciclaje ha merecido la pena o estaba mal hecho, porque esa idea genera escepticismo. Si el ciudadano no es capaz de asumir el papel que se le encomienda, el sistema fracasará.

Tenemos que aproximarnos a una solución parecida a la que plantea el sistema de depósito, sin obligar al ciudadano a dar un salto en el vacío, pero es evidente que el modelo asentado tiene que dar un salto cualitativo hacia el futuro muy importante y es lo que vamos a hacer con la economía circular y la nueva ley de residuos.

Sierra de las Nieves

Entorno del Parque Natural Sierra de las Nieves cuya declaración como Parque Nacional “está al caer”. EFE/Daniel Pérez

P.- ¿Cuándo alcanzará el Parque natural Sierra de las Nieves  (Málaga) la categoría de Parque Nacional?
R.- Llevamos meses de trabajo dedicados a la elaboración de múltiples normativas climáticas, económicas, y de biodiversidad que nos ha permitido desatascar ya la ampliación del parque Nacional Marítimo de Cabrera (Baleares) y desarrollar el texto del parque de Sierra de las Nieves, “que está al caer”.

P.- ¿Cómo va la conexión de desaladoras de Almería, Murcia y
Alicante?
R.- El proyecto está en marcha, camina a velocidad de crucero y pivota sobre dos elementos: el primero es incrementar la capacidad de desalación sobre la red desaladoras ya existentes en un tiempo corto para duplicar su capacidad de aquí a 2021; en la desaladora de Torrevieja (Alicante), por ejemplo, ya se ha conseguido y en otras están en marcha inversiones para duplicarlas.

El segundo elemento se refiere a la interconexión del conjunto de infraestructuras, mediante una red mallada con muchos kilómetros de tuberías, para dar respuesta al transporte del agua -desde donde se produce hasta donde
se necesita- ampliando la cobertura. EFEverde

 

Te puede interesar:

Morán pide atajar el descontrol de actividades “ilegales” en el Mar Menor 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com