MEDIOAMBIENTE ALIMENTACIÓ

La huella de carbono asociada a recomendaciones dietéticas varía entre países

Alimentos básicos de la dieta mediterránea. EFE/Paco Torrente

Un estudio publicado en Nutrition Journal ha detectado diferencias significativas entre las recomendaciones que efectúa cada país para que la dieta tenga un impacto positivo sobre la salud y el medioambiente.

La investigación, desarrollada con datos de siete países, constató que la dieta recomendada en Estados Unidos genera más gases de efecto invernadero que, por ejemplo, la aconsejada por las autoridades en India.

Para este trabajo, expertos de la Universidad de Tulane (EE.UU) examinaron las recomendaciones efectuadas en EE.UU, India, Alemania, Holanda, Omán, Tailandia y Uruguay respecto al consumo de alimentos incluidos en seis grandes grupos: proteínas, lácteos, granos, fruta, verdura y grasas/aceites.

Diferencias entre países

Asimismo, cuantificaron la huella de carbono asociada a cada dieta y aquí encontraron importantes diferencias entre los países.

“Muchos países ofrecen recomendaciones sobre los alimentos que debe comer la gente para seguir una dieta saludable. Simulaciones anteriores han demostrado que si la población siguiera esos consejos, su dieta sería sana y se reduciría la huella de carbono”, explica en un comunicado uno de los autores, Diego Rose.

No obstante, precisa, la dieta propuesta en EE.UU. produce el efecto contrario, ya que las emisiones de gases de efecto invernadero aumentan en las simulaciones cuando la “gente sigue las recomendaciones dietéticas”.

Esta “anomalía” es evidente al comparar la huella de carbono en India, que se sitúa en 0,86 kilogramos de CO2 por día, y la de EE.UU., que sube hasta 3,83 kilogramos de CO2 por día, superior también a la de la de Alemania (2,25) u Holanda (2,86).

Los autores señalan que la principal diferencia entre las recomendaciones dietéticas en cada país radica en las cantidades de alimentos aconsejadas, sobre todo en los grupos de proteínas y lácteos.

Lácteos y proteínas

En este sentido, Omán recomienda una ingesta de lácteos diaria de 118 mililitros, frente a los 710 mililitros en EE.UU., lo que equivale a una emisión de gases de efecto invernadero de 0,17 y 1,10 kilogramos de CO2 por día, respectivamente.

Lo mismo ocurre con las proteínas, pues la recomendación de consumo de 75 gramos diarios de India y la de 156 gramos de EE.UU. genera 0,03 y 1,84 kilogramos de CO2 por día, respectivamente.

También observaron que existen importantes diferencias en los alimentos que los países incluyen en cada uno de los seis grupos, así como en las cantidades.

Las autoridades alemanas y uruguayas solo efectúan recomendaciones sobre proteínas animales; las estadounidenses y tailandesas abarcan proteínas vegetales y animales; y las indias se ciñen a las vegetales.

No obstante, el consumo aconsejado de vacuno y cordero en Alemania representa el 13 % de los alimentos proteicos, mientras que en Uruguay la recomendación se sitúa en el 31 %, resalta el estudio.

“En consecuencia, nuestro cálculo sobre las emisiones de gases de efecto invernadero para la recomendación de ingesta de proteínas animales para Uruguay es un 53 % más alto que para Alemania, a pesar de que la cantidad aconsejada para todo el grupo de proteínas es la misma en ambos países”, concluye Brittany Kovacs, coautora de la investigación. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com