Houston, tenéis un problema, la antología ambiental para tomar conciencia

LITERATURA AMBIENTAL

Houston, tenéis un problema, una antología ambiental para tomar conciencia

Houston, tenéis un problema, una antología ambiental para tomar conciencia Juan López Rico. Fotografía cedida AVDE

Más de un centenar de viñetas ambientales conforman "¡Houston, tenéis un problema!", antología de la obra gráfica del periodista e ilustrador Juan López Rico, quien defiende el humor como herramienta para concienciar sobre el "gravísimo riesgo que afrontamos si no damos un giro radical a nuestra relación con la naturaleza".

“No se trata de banalizar los temas ambientales, sino de utilizar el humor para hacernos reflexionar y acercar los problemas a los ciudadanos de una manera más atractiva y eficaz”, explica López Rico (Ribadeo, Lugo, 1955) en entrevista con EFE.
Cambio climático, contaminación, energía, urbanismo desmedido, incendios forestales, residuos y reciclaje o política ambiental y cómo los partidos abordan estos problemas son algunas de las cuestiones que López -como firma sus viñetas- desgrana en las 134 páginas de este libro a través de sus personajes habituales: los amigos en la barra del bar, las señoronas, el adinerado sin escrúpulos…

Editado por Silsania Books y con prólogo del periodista ambiental y director de EFEverde, Arturo Larena, la portada ya anticipa alguno de los asuntos que el autor busca significar con sus dibujos, al mostrarnos a la Tierra envuelta en una bolsa de plástico gigante y orbitando a su alrededor un cohete que transmite este mensaje a la base: “¡Houston, tenéis un problema!”.

Problemas actuales

Las cuestiones que desarrolla son las que “están en los periódicos, en las conservaciones en casa o las charlas tomando un vino. La vida. Aunque creo que el tema más recurrente hasta el momento ha sido la política. Los políticos dan mucho juego y hay veces que no tienes nada que aportar. Te dan la viñeta hecha”.

No duda cuando se le pregunta por el principal reto ambiental: el cambio climático, el “más preocupante como fenómeno global ya que casi podríamos decir que muchos otros de los problemas que tenemos o nos esperan en los próximos tiempos, son consecuencia del calentamiento del planeta”.

Pero para afrontarlo y tomar decisiones, hay que conocer, tener información y “el humor puede llamar la atención sobre la situación de nuestro medioambiente de una manera más atractiva, puede llegar a más personas que un estudio científico de más difícil comprensión, puede fijar de manera más eficaz en la conciencia de las personas la necesidad de no ser meros espectadores de un desastre anunciado”, asevera el periodista y exdelegado de EFE en Galicia.

El periodismo lo llevó a la ilustración, en la que empezó de forma autodidacta, aunque “llevo prácticamente toda la vida dibujando, porque siempre me gustó”.
“Es probable también que venga algo de familia, no sé, quizás esté en los genes. Mi padre dibujaba bien, tengo un hermano arquitecto y otro hizo Bellas Artes, ambos son también profesores de dibujo…”.

Viñetas con humor

Sus primeras viñetas para prensa las dibujó en los años 80: “publiqué por primera vez en El Correo Gallego, muy pocas y muy esporádicas, como divertimento, casi todas referidas a la política gallega, que era también objeto de mi trabajo como periodista”, reconoce el autor, quien expresa su admiración por “los humoristas que desarrollaron su actividad en el tardofranquismo y la transición y en revistas como La Codorniz o Hermano Lobo”.
Tras El Correo Gallego llegarían sus viñetas en lengua gallega para Galicia Hoxe, donde su entonces director, Caetano Díaz, “me acogió y me reservó un espacio en la contraportada para la sección Éche o que hai”. Más tarde, colaboraría en Galegos, Infoecología o EFEverde, donde elaboró las ilustraciones de la “Guía de deporte y sostenibilidad”, que llevó en su mochila el equipo olímpico español que participó en los JJOO de Londres 2012.

Noticias e ilustración, un modo de expresión, rememora, “que me vino dado por el gusto por el dibujo y el afán de comunicar propio de mi profesión”.

“Creo que fueron complementarios mientras coexistieron y, ahora, jubilado como periodista, sigo ejerciendo el oficio a través de las viñetas, porque con ellas informo también, aporto puntos de vista para el análisis y, si consigo hacerlo con una sonrisa (que no siempre lo pretendo), mejor”, sentencia.

EFEverde



Secciones:   
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com