CABO GATA

Otro “Algarrobico” en el Cabo de Gata podría “enladrillar” el parque natural

Cabo Gata sendero de la Vela Blanca en el interior del Parque Natural Cabo de Gata. EFE/Carlos Barba/ARCHIVO

La declaración medioambiental del proyecto de rehabilitación del cortijo ‘Las Chiqueras’, en el parque natural Cabo de Gata-Níjar (Almería), que contempla un uso compatible para turismo rural con 30 habitaciones hoteleras y piscina, ha provocado un enfrentamiento político en Andalucía.

Las voces a favor y en contra del proyecto se han sucedido este sábado, siendo la primera de ellas las del dirigente del PSOE-A Rodrigo Sánchez Haro durante una comparecencia en la playa de Los Genoveses, cercana a este cortijo, donde ha mantenido que esta acción supondría “abrir el melón” para “enladrillar” el parque natural.

“Enladrillar Cabo de Gata”

De esta forma, ha sostenido que “la revolución verde” que proclama el presidente andaluz, Juanma Moreno, consiste en “asfaltar Doñana y enladrillar Cabo de Gata”, por lo que le ha pedido “que pare este proyecto y no lo convierta en un nuevo Algarrobico”.

“Quiere volver a la época del pelotazo urbanístico, pero desde el PSOE andaluz no se lo vamos a permitir”, ha añadido, apuntando que su partido denunciará este proyecto hotelero en el Parlamento andaluz y en la Unión Europea.

Ha asegurado comprender que “hay que crear empleo y riqueza, más en estos momentos”, pero ha matizado que los hoteles en este espacio protegido almeriense se deben situar en núcleos urbanos, como San José y Las Negras, para preservar el “medio ambiente, que es competencia de Moreno Bonilla”.

Posteriormente, el parlamentario andaluz del PP de Almería Ramón Herrera ha acusado a Sánchez Haro de “utilizar la demagogia con la rehabilitación de un cortijo que se impulsó con el PSOE en la Junta”, y que “cumple escrupulosamente con las Leyes en cuanto al proyecto presentado en 2016 y basado en la rehabilitación del cortijo (…) ubicado en Genoveses (Níjar)”.

Continuar con la tramitación de autorización ambiental

Ha recordado que la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, ya manifestó ayer que la Junta “no ha autorizado la construcción de ningún hotel en el parque natural Cabo de Gata-Níjar”, sino que este dictamen supone continuar con la tramitación de una autorización ambiental unificada que supone el “inicio de un expediente que aún ha de tener un largo recorrido”.

Ha señalado que, en 2018, el Gobierno de Susana Díaz (PSOE) ofreció un dictamen a un proyecto que “sí mostraba grado de afección al entorno donde se ubica”, un dictamen “avalado” por el Gobierno socialista “hasta con 10 informes favorables” de varias Consejerías además del trasladado por el Ayuntamiento de Níjar.

Por su parte, el director general de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Ángel Sánchez, ha incidido en que el anterior Gobierno andaluz, presidido por el PSOE-A, emitió hasta diez informes favorables a la rehabilitación del cortijo.

Todo ello, ha manifestado, “sin escuchar a las asociaciones ecologistas del Parque Natural Cabo de Gata que ya entonces plantearon dudas”.

“El actual Gobierno andaluz ha sido el que ha introducido las restricciones necesarias al proyecto, ha aumentado las garantías medioambientales y ha contribuido a mejorar sustancialmente su sostenibilidad, introduciendo las pertinentes limitaciones”, ha aseverado.

Ha insistido en que “ha sido el actual Gobierno el que ha aumentado el nivel de protección, rechazando el proyecto presentado e impidiendo la ampliación del cortijo en trece habitaciones y prohibiendo la construcción de dos aparcamientos en la zona”.

Mientras, en Change.org se han iniciado diferentes recogidas de firmas en contra del hotel, entre ellas ‘No al hotel en Genoveses’, que ya suma 94.607 rúbricas y pide proteger este “paraíso para que no acabe convirtiéndose en una pequeña Benidorm”.

El hotel El Algarrobico en la playa de Carboneras (Almería). EFE/Carlos Barba/Archivo

Otro El Algarrobico

Diferentes movimientos han comparado esta iniciativa con el hotel construido por Azata del Sol en la playa de El Algarrobico, en Carboneras (Almería), entre ellos el propio Rodrigo Sánchez Haro.

Algo que ya la consejera de Agricultura, Ganadería Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo (PP), negó ayer sin llegar a pronunciar el hombre de El Algarrobico al manifestar en declaraciones a los medios en Roquetas de Mar (Almería): “Ya antaño quedaron otras actuaciones que hicieron otros que no respetaron las posibilidades de Almería y del parque”.

“Éste no es el caso. En este caso hay respeto por la ley, transparencia; es el caso de la fijación de la población al territorio, del turismo rural”, concluyó. EFEverde

 

Unidas Podemos pide al Gobierno suspensión cautelar del proyecto de hotel en Cabo de Gata




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com