Holanda pide al Tribunal del Mar la liberación de activistas de Greenpeace

Holanda pide al Tribunal del Mar la liberación de activistas de Greenpeace

El Tribunal Internacional del Derecho del Mar (ITLOS) abrió hoy la vista oral sobre el rompehielos "Arctic Sunrise", interceptado por Rusia, con la petición de Holanda de la liberación inmediata de los 30 activistas de Greenpeace detenidos.

En ausencia de la delegación rusa, la jurista del ministerio de Asuntos Exteriores holandés Liesbeth Lijnzaad inició su intervención exigiendo la libertad inmediata de todos los activistas que viajaban en el barco, de bandera holandesa, y que, a juicio de los demandantes, quedaron “privados de libertad de forma ilícita”.

 

Lijnzaad pidió a la Corte, máxima instancia internacional en derecho del mar, que se autorice a los detenidos a abandonar el territorio de la Federación Rusa.

 

Los activistas de Greenpeace, entre ellos dos argentinos, permanecen detenidos desde el 19 de septiembre, día en que el rompehielos fue apresado por guardacostas rusos tras llevar a cabo una protesta contra una explotación del consorcio Gazprom.

 

La vista oral quedó abierta en ausencia de la parte demandada, Rusia, que no reconoce la competencia en este caso del Tribunal del Mar, con sede en Hamburgo.

 

Holanda recurrió al ITLOS, explicó Lijnzaad, ya que hasta ahora fueron “en vano” todos los intentos por encontrar una “solución amistosa” con las autoridades rusas que permita la liberación y abandono de Rusia de los tripulantes del barco de Greenpeace -28 activistas, así como un cámara y un fotógrafo independientes-.

Acusados de piratería

 

Los activistas que viajaban en el “Arctic Sunrise” ingresaron primero en régimen de prisión preventiva en Múrmansk (noroeste de Rusia) acusados de piratería, cargos que una semana atrás quedaron rebajados a gamberrismo.

 

Los tripulantes proceden de Rusia, EEUU, Argentina, Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Holanda, Dinamarca, Australia, Brasil, República Checa, Polonia, Turquía, Finlandia, Suecia y Francia.

 

Pese a que Rusia no reconoce la competencia del tribunal en el caso, se considera que, si hay sentencia, ésta será vinculante para la justicia de ese país.

 

Fuentes de la Corte indicaron a Efe que tras la vista oral se entrará previsiblemente en fase de deliberaciones, que pueden prolongarse unas dos o tres semanas, a lo que seguirá la publicación del veredicto.

 

El Tribunal Internacional, fundado en 1994 como órgano de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Mar, está integrado por 21 jueces de los cinco continentes, que se reúnen en Hamburgo puntualmente para abordar este tipo de demandas. EFEverde

 

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies