JAPÓN INUNDACIONES

Hiroshima busca entre toneladas de barro a los 28 desaparecidos

  • Hay además 16.000 personas evacuadas

Hiroshima busca entre toneladas de barro a los 28 desaparecidos Operarios arreglan las vías del tren tras las inundaciones de Hiroshima. EFE/Kimimasa Mayama

Los servicios de rescate continúan hoy la búsqueda de 28 personas desaparecidas por las lluvias torrenciales caídas el pasado miércoles al oeste de Japón, mientras que las autoridades elevaron a 52 las víctimas mortales.

Las precipitaciones récord registradas en la madrugada del martes al miércoles en la localidad de Hiroshima, provocaron desplazamientos de tierra, inundaciones y flujos de barro que se llevaron por delante centenares de viviendas ubicadas en las faldas de las montañas.

Las autoridades locales, que hasta ahora se habían resistido a hacerlo, publicaron hoy, a petición del Gobierno central, los nombres de las personas desaparecidas para ayudar a buscarlas.

El dispositivo de rescate formado por más de 3.000 policías, bomberos y efectivos de las Fuerzas de Autodefensa trabaja entre escombros y toneladas de barro, una labor que se ha visto dificultada en los últimos días por las continuas precipitaciones caídas en esa zona montañosa de Japón.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, que la pasada semana interrumpió sus vacaciones debido a las graves consecuencias de las lluvias, visitó hoy en helicóptero Hiroshima para ver de cerca el estado de la ciudad y ser informado del avance de las operaciones de rescate.

“Hay muchos desaparecidos todavía. El Gobierno trabajará para rescatar a cada uno de ellos lo más rápido posible”, apuntó Abe ante los medios durante la visita.

Una pareja observa una zona en la que se han producido un corrimiento de tierra en Hiroshima.

Una pareja observa una zona en la que se han producido un corrimiento de tierra en Hiroshima. EFE/Kimimasa Mayama

16.000 evacuados 

El primer ministro, que se reunió con las autoridades locales y visitó un colegio donde se alojan algunos evacuados, tenía previsto desplazarse a la zona afectada ese domingo pero tuvo que cancelar el viaje por el mal tiempo.

De momento 16.000 personas continúan evacuadas y repartidas en 13 refugios, mientras 440 viviendas siguen sin luz y 170 sin agua en la ciudad en la que el pasado miércoles cayeron en solo tres horas unos 200 milímetros de agua, el equivalente a lo que se recoge normalmente en todo el mes de agosto en esta región montañosa.

El elevado número de víctimas y de daños materiales se debe a las precipitaciones récord registradas en la zona y a la tipología del terreno, que se derrumba con facilidad cuando se encuentra saturado de agua.

En 1999, otras lluvias torrenciales en la misma área dejaron 32 muertos o desaparecidos. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies