CRISIS CLIMÁTICA

La Antártida y Groenlandia pierden hielo seis veces más rápido que en los 90

deshielo Una lancha ligera recorre, entre trozos del deshielo, las aguas que rodean la Antártida. EFE/Cézaro

Groenlandia y la Antártida están perdiendo hielo seis veces más rápido que en los años 90, en línea con el peor escenario de calentamiento global establecido por los expertos de Naciones Unidas, una situación que si no se controla llevará a un aumento adicional del nivel del mar en 17 centímetros para 2100.

Capas de hielo en Groenlandia y la Antártida

Esta es la principal conclusión de un análisis realizado por 89 científicos polares de 50 organizaciones internacionales, que han utilizado datos de 26 estudios para calcular los cambios en la masa de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida entre 1992 y 2018. En total, se utilizaron cifras de 11 misiones satelitales.

Los resultados se publicaron en sendos artículos en la versión ‘on-line’ de la revista Nature en 2018 (Antártida) y 2019 (Groenlandia). Ahora, los investigadores informan de los datos combinados de las dos zonas en una nota de prensa distribuida por la Universidad de Leeds (Reino Unido).

Así, las cifras muestran que Groenlandia y la Antártida perdieron 6,4 billones de toneladas de hielo entre 1992 y 2017, lo que elevó el nivel de los mares del mundo en 17,8 milímetros.

Del total del aumento del nivel del mar, 10,6 milímetros (60 %) se debió a las pérdidas de hielo de Groenlandia y 7,2 milímetros (40 %) a las de la Antártida.

La tasa combinada de pérdida de hielo se ha multiplicado por seis en solo tres décadas, desde 81.000 millones de toneladas por año en los años 90 a 475.000 millones de toneladas por año en la década de 2010.

Esto significa, según los autores de este trabajo, que las capas de hielo polar son ahora responsables de un tercio de todo el aumento del nivel del mar.

“Si la Antártida y Groenlandia continúan alienadas con el peor escenario de calentamiento climático causarán un aumento adicional de 17 centímetros en el nivel del mar al final del siglo”, remarca en la nota de prensa Andrew Shepherd de la Universidad de Leeds, quien apunta que esto significaría que 400 millones de personas estarían en riesgo de inundaciones costeras anuales para el 2100.

La pérdida máxima de las capas de hielo coincidió con varios años de intenso derretimiento de la superficie de Groenlandia, según los autores, que indican que la ola de calor en el Ártico el pasado verano debería establecer un nuevo récord de pérdida de la capa de hielo polar.

La Antártida y Groenlandia están perdiendo hielo cinco y siete veces más rápido que en los 90, respectivamente; seis veces más rápido si se cuentan las dos.

Esta investigación, además de por Shepherd, está liderada por Erik Ivins, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California; también ha participado la Agencia Espacial Europea (ESA) y los científicos de la empresa isardSAT de Barcelona Gorka Moyano y Mark E. Pattle.

Aumento del nivel del mar

En su quinto informe de evaluación, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas predijo que el nivel global del mar aumentaría en 53 centímetros para 2100 y se estima que esto pondría a 360 millones de personas en riesgo de inundaciones costeras anuales, recuerda el comunicado de la Universidad de Leeds.

Sin embargo, el equipo de los 89 científicos englobados en la iniciativa IMBIE, apuntan que las pérdidas de hielo en ambas zonas están aumentando más rápido de lo esperado.

Gorka Moyano, de isardSAT, apunta a EFE que gracias a las técnicas de observación de la Tierra usando satélites se puede medir con buena precisión la pérdida en las capas de hielo a escala global en un período de tiempo relevante (30 años); esto no se puede lograr mediante ningún otro método.

En cuanto a si se está a tiempo de revertir la situación, este científico resume: “no podemos saber si ya es demasiado tarde para parar el cambio climático. Hacen falta medidas urgentes y drásticas para disminuir la contribución de CO2 y otros gases contaminantes a la atmósfera, y aun así no sabemos si será suficiente. EFEverde

Te puede interesar:

El deshielo en la Antártida y Groenlandia afecta a la variabilidad climática

 





Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com