CONSERVACIÓN AMBIENTAL

Una herramienta permite conocer el valor económico de los recursos naturales

Un rebaño de ovejas pasta en la localidad alavesa de Gujuli-Goiuri. EFE/ David Aguilar

Una herramienta cuyo desarrollo ha sido impulsado por la Junta de Andalucía permite conocer el valor económico de los recursos naturales, desde la extracción de madera a la captación de CO2 o los beneficios recreativos que aportan los montes.

La puesta en marcha de este instrumento ha sido liderada por el Grupo de Economía Ambiental del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), según informó este miércoles el organismo estatal, con la contribución de nueve instituciones, entre las que se encuentra uno de sus centros, el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA/CSIC), que tiene su sede en Córdoba.

El investigador del IESA-CSIC Eduardo Moyano ha explicado que “para este trabajo se dio mucha importancia a la dimensión social del proyecto, que siempre tuvo un enfoque multidisciplinar”, con el objetivo de “medir el valor que daban a los recursos naturales”, a través de encuestas, los habitantes de hogares, visitantes de espacios naturales y cazadores, por ejemplo.

El proyecto Valoración de la Renta y el Capital de los Montes de Andalucía (RECAMAN), que ha implementado un visor georreferenciado que permite consultar los recursos naturales biofísicos y económicos de los montes, facilita que “con el conocimiento de los costes y los beneficios reales del campo” se pueda buscar un equilibrio y mejorar “los sistemas de producción de madera y otros recursos para que sean acordes con la conservación”, según, Javier de la Torre, de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía.

En concreto, los investigadores valoraron más de veinte actividades, entre las que se encuentran las producciones privadas de madera, corcho, leña, piña, ganadería, silvicultura de conservación, caza y el autoconsumo ambiental de los propietarios.

También se han tenido en cuenta actividades públicas, como los servicios recreativos, de preservación de la biodiversidad salvaje, escorrentía del agua superficial embalsada, servicios de conservación del paisaje, recolección de setas y fijación de CO2.

Pérdida de dinero por parte de la sociedad

“Para asegurarnos de que las valoraciones de los bienes y servicios públicos puedan sumarse con los productos privados se ha simulado la existencia de pagos directos de los consumidores por los bienes y servicios públicos que les aportan los montes”, ha concretado Pablo Campos Palacín, investigador del Instituto de Políticas y Bienes Públicos (IPP-CSIC).

Mario Díaz, del Museo Nacional de Ciencias Naturales, cree que “uno de los grandes valores de este trabajo es que, además de ser una potente herramienta para analizar científicamente la compatibilidad de usos del territorio, muestra con cifras cuánto dinero pierde la sociedad cuando se quema un bosque o se sobreexplota un ecosistema”. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com