BIODIVERSIDAD ESTORNINOS

Hembras de estornino negro acuden a las llamadas de sus crías, los machos no

Hembras de estornino negro acuden a las llamadas de sus crías, los machos no

Un estudio del Museo Nacional de Ciencias Naturales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado que las hembras del estornino negro aumentan las visitas a sus crías cuando éstas incrementan las llamadas en su ausencia del nido, mientras los machos no cambian su comportamiento.

El grupo de Ecología del Comportamiento y Endocrinología del CSIC diseñó un experimento de “playback” a largo plazo en la sierra de Madrid que ha sido publicado ahora por la revista “Ethology” y en el que analizan el comportamiento en una colonia de este tipo de aves.

El trabajo muestra que las hembras del estornino negro (Sturnus unicolor) aumentaron en un 40 % las visitas al nido ante el aumento de la llamada de los pollos durante su ausencia, mientras que los machos no modificaron su conducta.

El documento detalla que las hembras perciben los sonidos emitidos por las crías como una señal de hambre, lo que supone un incentivo para aumentar su cuidado.

A través de las señales producidas por las crías, que pueden ser acústicas, posturales o de coloración, los estorninos conocen el estado y necesidades de sus polluelos y ajustan así el cuidado y reparto de alimento.

Según los investigadores, esta repuesta es común entre las aves, que entienden las señales de los pollos como un comportamiento de petición para obtener alimento.

“Para llegar a estas conclusiones comparamos las visitas con alimento realizadas por el macho y la hembra en nidos en los que reprodujimos el ruido de fondo con las realizadas en nidos en los que reprodujimos las llamadas en ausencia de los padres”, ha explicado la investigadora Blanca Jimeno Revilla.

La científica añade que esta variación en la respuesta entre las hembras y los machos podría explicarse porque las primeras invierten más tiempo y recursos en el cuidado y alimentación de los pollos y que esta conducta podría generar en ellas una capacidad de respuesta más elevada ante las necesidades de su prole.

Los resultados presentan una serie de interrogantes para futuras líneas de estudio como los relacionados con las distintas estrategias de cuidado parental seguidas por machos y hembras.

Nuestro estudio aporta una nueva perspectiva en la investigación de estas señales y sugiere que los comportamientos que pueden parecernos más simples podrían conllevar funciones e interacciones muy complejas”, ha añadido Jimeno.

La investigadora ha calificado el trabajo como un “buen ejemplo de cómo el comportamiento animal muchas veces desafía la lógica” y ha concluido que únicamente a través de estudios puede comprenderse el “complejo engranaje de los ecosistemas y su evolución“. EFE




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies