PALEONTOLOGÍA ENTOMOLOGÍA

Hallan una nueva especie de escarabajo fosilizada en ámbar

  • “Actualmente podemos encontrar especies del género Coptodera en todos los continentes, menos en la Antártida y en Europa. El fósil es la primera evidencia de que, alguna vez, vivió en el nuestro”, afirma Sara Gamboa, investigadora del departamento de Paleontología de la UCM y coautora del estudio, publicado en Zootaxa.

Hallan una nueva especie de escarabajo fosilizada en ámbar Hallan una nueva especie de escarabajo fosilizada en ámbar báltico. Foto Sara Gamboa

Investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad de Alcalá (UAH) han descrito una hembra de Coptodera elektra, un tipo de escarabajo que es el primero hallado de su especie y el único de su género registrado en Europa.

El fósil, que procede de los depósitos de ámbar sumergidos bajo las aguas del Mar Báltico y fue adquirida a través de un coleccionista, está en muy buen estado y tiene unos 40 millones de antigüedad, informa la Universidad madrileña en un comunicado.

Entre hace 40 y 35 millones de años el norte de Europa estaba cubierto por una densa masa vegetal conocida como ‘bosques del ámbar’.

En este clima subtropical, mucho más cálido y húmedo al registrado hoy en día, vivía Coptodera elektra, un tipo de escarabajo que era un excelente depredador diurno.

“Actualmente podemos encontrar especies del género Coptodera en todos los continentes, menos en la Antártida y en Europa. El fósil es la primera evidencia de que, alguna vez, vivió en el nuestro”, afirma Sara Gamboa, investigadora del departamento de Paleontología de la UCM y coautora del estudio, publicado en Zootaxa.

El ejemplar fue hallado dentro de una pieza de ámbar báltico, en muy buen estado de conservación.

Este material era muy común gracias a la flora del norte de Europa predominante de aquella época, en la que abundaban gimnospermas como las coníferas, que podrían haber sido las productoras del ámbar, explica el comunicado.

El fósil analizado pertenece a una hembra de 3,8 milímetros de longitud y de color marrón rojizo y cuya característica más llamativa es el gran tamaño de sus ojos y su desarrollo ocular convexo.

 

Según los autores, el descubrimiento de esta especie podría indicar que hace 40 millones de años Coptodera constituiría un género mucho más extendido a lo que está en la actualidad.

“El enfriamiento de nuestro planeta durante estos últimos 40 millones de años sería el responsable de la contracción de la distribución del género hasta la distribución pantropical que observamos ahora mismo”, concluye Gamboa. EFE




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies