Sucesos Quebrantahuesos

Hallan muerto a un quebrantahuesos liberado en 2019 en Picos de Europa

Quebrantahuesos en una imagen de archivo. EFE/Jose Manuel Pedrosa

Técnicos de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) han localizado el cadáver de un macho de tres años liberado en 2019 en el marco del programa de recuperación de la especie en Picos de Europa.

El ejemplar, bautizado como Lorién y donado por el Gobierno de Aragón, fue hallado en las últimas horas en una zona montañosa del oriente de Asturias, ha informado la fundación.

Los técnicos acudieron al lugar alertados por las balizas satelitales que portaba el ejemplar.

Tras avisar de inmediato a las autoridades del Principado, en el lugar donde yacía el ejemplar se personaron efectivos de la Guardería del Medio Natural y de la unidad canina para la detección de venenos y se dio parte al Seprona de la Guardia Civil.

Especialistas en geolocalización de la FCQ ya han identificado los lugares exactos donde se posó y comió el ejemplar horas antes de que fuera hallado sin vida.

La fundación dispone de información detallada de sus últimos movimientos, lo que «está permitiendo centrar más la investigación abierta», y los testimonios facilitados por vecinos de un municipio próximo están «ayudando a esclarecer lo ocurrido».

La necropsia de Lorién se realizará en los próximos días en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC-CSIC), en Ciudad Real.

Este es el segundo ejemplar hallado muerto en los últimos días, tras localizar el pasado domingo el cadáver de una hembra liberada en 2016.

La fundación ha recordado que la muerte de especies catalogadas en peligro de extinción, como el quebrantahuesos, «está tipificada como delito grave por la legislación española y conlleva el ingreso en prisión».

Gracias al proyecto de reintroducción en el que se trabaja desde 2010, en marzo de 2020 nació el primer quebrantahuesos en Picos de Europa en 75 años, una hembra bautizada como «Bienvenida», hija de «Deva», cedida por el Gobierno de Aragón y reintroducida en 2014, y «Casanova», que llegó por sus propios medios desde los Pirineos un año antes.

Tras las últimas liberaciones realizadas el pasado agosto, ya son treinta los ejemplares -19 hembras y 11 machos- los que se han reintroducido en ese espacio protegido dentro del proyecto que lidera la FCQ en coordinación con las autoridades ambientales del Principado de Asturias, Aragón, Cantabria y Castilla y León. EFEVerde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com