MEDIO AMBIENTE LIBRO

Guía de campo con 30 años de exploración y caminatas científicas por montañas

  • Por ello se ha hecho un esfuerzo no solo en describir la biodiversidad actual, sino también en reconstruir la vegetación y fauna pretéritas gracias a la recopilación de resultados paleontológicos, genéticos y evolutivos. Muestra de ello son las descripciones de las migraciones de árboles tras las glaciaciones o la presencia de hienas, leones de las cavernas y Homo neanderthalensis hace 70.000 años.

Guía de campo con 30 años de exploración y caminatas científicas por montañas Nomevés (Gyrocaryum oppositifolium). La planta más amenazada de España. Foto de Pablo Vargas (Botáni

Treinta años de caminatas y exploración realizadas por científicos a lo largo del Sistema Central, uno de los ecosistemas de montaña más grandes de la Península, han derivado en una guía de campo diferente, "holística", que hace un recorrido por su biodiversidad con la ayuda de 2.500 fotos, mapas y esquemas.

Una de las peculiaridades de la publicación es que sus derechos de autor serán destinados a sufragar pequeñas becas para jóvenes científicos que quieran investigar en los temas más desconocidos.

Además de abarcar un amplio territorio, la “Guía de Campo del Sistema Central” (Ed. Raíces) también se distingue por incorporar una amplia información cientí

Guia de Campo del Sistema Central. Foto facilitada por el Jardín Botánico

Guia de Campo del Sistema Central. Foto facilitada por el Jardín Botánico

fica “completamente actualizada” y un vasto territorio con más de 30.000 especies (desde Guadalajara a Portugal).

“Muchas de las guías que se editan son un copia y pego. Nosotros solo nos nutrimos de fuentes científicas propias o de otros investigadores”, explica a EFE uno de sus co-autores, Pablo Vargas, biólogo del Jardín Botánico de Madrid (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC).
Por ello se ha hecho un esfuerzo no solo en describir la biodiversidad actual, sino también en reconstruir la vegetación y fauna pretéritas gracias a la recopilación de resultados paleontológicos, genéticos y evolutivos.
Muestra de ello son las descripciones de las migraciones de árboles tras las glaciaciones o la presencia de hienas, leones de las cavernas y Homo neanderthalensis hace 70.000 años.

Muchos descubrimientos  y novedades 

Su millar de páginas, un “kilo y medio” de guía, son fruto de tres décadas de “patear” el campo e incluye “muchas novedades”, como el hallazgo de una nueva especie de musgo para España (Kiaeria falcata) o numerosas interacciones de polinizadores con plantas amenazadas (por ejemplo con Erysimum penyalarense).
Los autores se detienen también en descubrimientos de otros investigadores, como la presencia de dos clanes de lobos (Canis lupus) en el valle del Lozoya, infecciones letales de hongos en anfibios de Peñalara o las mágicas propiedades de hongos alucinógenos en Guadarrama.
Las casi mil páginas de la obra acerca al lector a las setas y animales en los pinares, a los brezales, prados de diente y de siega, a las relaciones florísticas del Sistema Central con otras cordilleras, a los efectos de las glaciaciones en los pisos de vegetación, a los helechos, megaforbios (grandes hierbas), roquedos…
También salen al paso de antiguas consideraciones erróneas. Hasta ahora se había creído que algunos árboles que forman bosques o bosquetes no eran nativos, cuando hay datos muy sólidos que demuestran que son totalmente originarios del Sistema Central, como las especies de pinos, si bien se han repoblado en numerosas ocasiones.

Nomevés, nomeolvides…

Otra de las novedades que incorpora el libro es la inclusión de especies muy escasas para que los aficionados salgan a buscarlas y los agentes forestales puedan conocerlas para protegerlas, especialmente aquellas muy amenazadas.
“El ‘nomevés’ (de la familia de las ‘nomeolvides’) de las faldas del sur de Gredos es la planta más amenazada de España. No solo se trata de una especie en peligro crítico sino también el género entero (un género con una sola especie)”.
“Su desaparición equivaldría a la del lince y, desde el punto de vista científico, incluso es más importante para nuestro patrimonio pues lleva mas de 20 millones de años aislada”, concluye Vargas. EFE
msr




Secciones: