CONSUMO UE

Los consumidores contra el “greenwashing”, el lavado ‘verde’ de imagen

Una activista de Extinction Rebellion. EFE/EPA/KIM LUDBROOK/Archivo

Los consumidores han celebrado que la Comisión Europea haya acordado una mayor protección de los usuarios frente al lavado ‘verde’ de imagen o “greenwashing”, una práctica de marketing en auge entre empresas para parecer más sostenibles y mejorar su reputación.

La Organización Europea de Consumidores (BEUC), a la que pertenece la Asociación de Usuarios Financieros (Ausfin), ha celebrado que la Comisión Europea haya acordado la estrategia normativa para los consumidores para los próximos cinco años, que protegerá de esta malas prácticas que algunas empresas realizan cuando presentan un producto como respetuoso ante el medio ambiente, aunque en realidad no lo sea.

Verdaderamente respetuosas con el medio ambiente

En un comunicado, Ausfin ha mostrado su satisfacción por esta agenda para los consumidores con objetivos de transición verde y digital en la recuperación económica post-Covid.

Y la BEUC ha considerado urgente esta nueva estrategia hacia los consumidores, “no solo porque la pandemia ha causado una recesión económica, sino también por la creciente evolución del mercado y la profunda transformación verde y digital de nuestra sociedad

Según las asociaciones, en los últimos meses se han abandonado a los consumidores: desde infracciones de aerolíneas hasta fraudes online, y con la especulación de precios en los productos de salud esenciales.

Velar por la transparencia

La Comisión Europea (CE) presentó este viernes su plan para proteger los derechos de los consumidores en los próximos cinco años, teniendo en cuenta los inconvenientes que causa la pandemia en la cancelación de vuelos o la venta fraudulenta de mascarillas, así como los retos del comercio en línea.

“Con la nueva agenda (…) damos un paso adelante para habilitar a los consumidores con todos los derechos que necesitan en un entorno que cambia rápidamente”, dijo la vicepresidenta de la CE de Valores y Transparencia, Vera Jourova.

Para 2022, Bruselas se plantea revisar la directiva que regula los derechos de los viajeros, en base a los problemas que la falta de liquidez de los touroperadores o quiebras como la de Thomas Cook en 2019 causa a los consumidores como el reembolso de los billetes.

La Comisión Europea también quiere mejorar la cooperación entre las oficinas nacionales de protección al consumidor para luchar contra el fraude de productos sanitarios, que ha aumentado durante la covid-19.

Y el próximo 2 de diciembre presentará la nueva Directiva de Servicios Digitales, que entre sus objetivos, está en de responsabilizar a las grandes tecnológicas como Amazon o Facebook del contenido ilegal que aparece en sus páginas web, aunque el origen de la información provenga de terceros.

En este sentido, la CE mantiene desde marzo contactos con las plataformas para pedirles retiren contenido fraudulento de los páginas y el comisario de Justicia, Didier Reynders, recordó que Google ha bloqueado 260 millones de anuncios relacionados con el covid e Ebay, más de 44 millones.

“La transformación digital está cambiando de forma radical la vida de los consumidores, ofreciendo nuevas oportunidades, pero también retos”, dijo Bruselas en su agenda presentada hoy.

Entre estos retos que plantean las nuevas tecnologías, como por ejemplo la Inteligencia Artificial en los coches sin conductor, el Ejecutivo comunitario quiere revisar la directiva relacionada con la seguridad de los productos.

También quiere actualizar la directiva de mercadotecnia de servicios financieros.

Contra el “greenwashing”

Bruselas quiere mejorar la información de los productos para que los ciudadanos puedan elegir un consumo más sostenible.

“Los consumidores están en el centro del cambio global”, dijo Reynders, y añadió que “los consumidores necesitan estár habilitados para hacer elecciones sostenibles y estar tranquilos de que sus derechos se protegerán en todas las circunstancias”.

Para ello, la CE en 2021 presentará una propuesta para que los consumidores tengan mayor información sobre la obsolescencia programada de los productos y quiere impulsar medidas como el cargador universal de teléfonos u ordenadores portátiles.

Entre las prioridades que anunciaron hoy Jourova y Reynders está la cooperación con China, para lograr que los productos importados cumplan con los estándares de seguridad europeos, entre ellos, los juguetes.

Transición digital y verde

La directora general de la BEUC, Monique Goyens, celebró la agenda que presentó la Comisión Europea.

“De forma correcta, la UE ha puesto el listón muy alto con esta agenda del consumidor, dijo la directora general de la organización, porque “las preocupaciones y expectativas de los consumidores deben centrar cualquier plan de acción ya sea en sanidad, energía, finanzas o la transición digital y verde”.

En esta segunda ola del covid, Goyens defendió que los “consumidores deben estar seguros de que la UE y los gobiernos nacionales mejoran la protección en la que la gente puede confiar. La agenda del consumidor es la correcta hoja de ruta para que esto pase”. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com