BIODIVERSIDAD ABEJAS

Greenpeace “regala” firmas de abeja para salvar los polinizadores

  • La organización quiere recoger 250.000 firmas para pedir la prohibición de los plaguicidas que matan a las abejas y la apuesta por la agricultura ecológica.

Greenpeace Firmas de abeja. Foto cedida por Greenpeace

Bajo el lema "Su futuro también es el nuestro" la organización Greenpeace ha llevado a cabo un proyecto por el que ha convertido en firmas el trazo del vuelo de 250.000 abejas, con el fin de llamar la atención de los españoles hacia la crisis que atraviesan estos polinizadores.

El 70% de los alimentos que se ponen a la mesa en España dependen de la polinización de las abejas, entre ellos algunos tan comunes como el calabacín, la calabaza, el melón, la sandía, las almendras o las peras”, explica Luís Ferreirim, portavoz de Agricultura de Greenpeace.

A pesar de ello, estos polinizadores atraviesan un grave declive, en gran parte, motivado por los plaguicidas usados en la agricultura.

Tras 20 años de denuncias ecologistas, la Unión Europea prohibió temporalmente el uso de cuatro pesticidas que los científicos han constatado que suponían un demostrado peligro para estos insectos, sin embargo, Ferreirim recuerda que la prohibición es parcial y se revisará en 2017, “por lo que este año es fundamental trasladar a los gobernantes la necesidad de seguir protegiendo las abejas”.

Con este fin Greenpeace ha desarrollado un proyecto para lograr capturar el trazo del vuelo de 250.000 abejas equivalente a ese mismo número de firmas simbólicas del insecto, tantas como quiere conseguir de los españoles para presionar al nuevo Gobierno con el objetivo de que prohíba el resto de pesticidas peligrosos y apueste decididamente por la agricultura ecológica.

A cada ciudadano que firme, hasta llegar a los 250.000, se le entregará “la firma” de una de las abejas.

Para capturar los trazos, la ONG ha desarrollado un programa informático que a partir de vídeos tomados en varias colmenas identifica a cada insecto de la imagen con un número y sigue su movimiento, dibujando un trazo con el mismo cuando el animal vuela.

Los ecologistas han trasladado 100 de esos trazos a papel usando un brazo robot que en tiempo real pintaba con tinta y pincel en una lámina los movimientos de las abejas.

La idea es hacer una exposición con ellos más adelante “porque son verdaderas obras de arte“, dice el activista.

Greenpeace tiene identificados el uso de 300 pesticidas en España que contienen sustancias peligrosas para las abejas, entre los más dañinos citan: imidacloprid, tiametoxam, clotianidina, fipronil, deltametrin, cipermetrin y clorpirifos.

Desde la organización ecologista piden que los ciudadanos firmen para que el Gobierno prohíba todos esos plaguicidas y apoye la agricultura ecológica que no los utiliza: “personas y abejas estamos juntos en esto. Es una lucha común”, añade Ferreirim.

Además, la organización solicita que se incremente a 7,6 millones de hectáreas la superficie dedicada a la agricultura ecológica en 2020.

La petición puede firmarse en la web https://salvalasabejas.greenpeace.es/. y tras la firma el usuario obtiene directamente una firma de abejas para descargar y compartir en redes sociales.EFE




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies