COSTAS CONSTRUCCI√ďN

Greenpeace recurre ante el Supremo por El Algarrobico

Greenpeace recurre ante el Supremo por El Algarrobico

Greenpeace ha recurrido esta semana ante el Supremo la sentencia que considera que El Algarrobico está en suelo urbanizable, al entender que la resolución infringe la Ley del Suelo o de Patrimonio Natural, el derecho internacional y contradice veinte pronunciamientos de los tribunales.

[youtube]http://youtu.be/MvaFpS7HP7E[/youtube]

 El pasado 21 de marzo, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) reconocía por primera vez que el sector donde se asienta el hotel El Algarrobico (Almería) es urbanizable.

Aunque el fallo se√Īalaba que no cab√≠a recurso, Greenpeace opina que el hecho de no poder recurrir “causar√≠a indefensi√≥n y discriminaci√≥n puesto que la Sala del TSJA ha admitido varios recursos de este tipo con sentencias sobre el tipo de suelo”.

La sentencia, a√Īade Greenpeace, contradice la de junio de 2012 del TSJA que restableci√≥ el suelo de El Algarrobico al nivel de protecci√≥n de 1994, es decir √°rea natural de inter√©s general; ignora el fallo del TS de septiembre de 2011 que acuerda proteger El Algarrobico como √°rea natural, y crea inseguridad jur√≠dica al refutar la decisi√≥n del TSJA de marzo de 2008, por las que se pararon las obras del hotel por estar en Espacio Protegido.

Adem√°s, opina, incumple el derecho comunitario, pues esta zona ha sido declarada Red Natura 2000, por ser un espacio de valores naturales √ļnicos y que obliga a que los Lugares de Importancia Comunitaria s√≥lo se pueden urbanizar por razones de inter√©s p√ļblico, entre otros muchos aspectos.

Para este recurso Greenpeace ha tenido que pagar 1.290 euros, debido a la nueva Ley de Tasas judiciales aprobada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallard√≥n, lo que supone “un nuevo escollo por la lucha ecologista en El Algarrobico y encarece” un proceso cuyo final a√ļn es incierto y que dura 25 a√Īos.

“El hotel ya es ilegal. Esta sentencia ratifica que si los pol√≠ticos de la Junta de Andaluc√≠a y del Gobierno siguen esperando a que la justicia desenmara√Īe el l√≠o creado por la posici√≥n ambigua de la Junta, nunca veremos el final de este gigante edificio ilegal de 14 plantas y 411 habitaciones”, ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campa√Īa de Costas de Greenpeace. EFE

 




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener m√°s informaci√≥n, o bien conocer c√≥mo cambiar la configuraci√≥n, en nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.

ACEPTAR
Aviso de cookies