Greenpeace alerta sobre repunte de radiación tras explosión en Rusia

RUSIA EXPLOSIÓN

Greenpeace alerta sobre el repunte de la radiación tras una explosión en el norte de Rusia

Greenpeace alerta sobre el repunte de la radiación tras una explosión en el norte de Rusia Explosión en unidad militar en la ciudad de Achinsk, en Krasnoyarsk (Rusia). EFE/Dmitry Dub/ARCHIVO

La organización Greenpeace pidió este viernes investigar el leve aumento de la radiación en los alrededores de la ciudad portuaria rusa de Severodvinsk (mar Blanco) tras una explosión ocurrida el jueves en una instalación militar durante los ensayos de un motor de propulsión en la que murieron dos personas.

El director de proyectos energéticos de Greenpeace Rusia, Rashid Alímov, dijo a EFE que “en Severodvinsk se registró un repunte de 2 microsievert por hora, que es veinte veces mayor que la norma”.

Aumento de la radiactividad

Explicó que esta cifra fue proporcionada por el departamento local para Situaciones de Emergencias en la región de Arjánguelsk, donde ocurrieron los hechos.

Este jueves las autoridades de Severodvinsk también admitieron un aumento de la radiactividad en la zona, aunque la situaron en “0,11 microsievert por hora con un máximo permitido de 0,60 microsievert”, según la nota oficial.

El experto de Greenpeace coincidió con que el repunte fue “temporal”, pero dijo que el hecho en sí evidencia la “importancia” del suceso ocurrido en un polígono militar a 40 kilómetros de Severodvinsk, que dejó dos muertos y seis heridos, de acuerdo al Ministerio de Defensa ruso.

“Posiblemente, el repunte fue temporal pero hay que realizar un análisis del aire para determinar la posible presencia de radionúclidos, así como pruebas de suelo y la superficie”, dijo Alímov.

Más información 

El experto subrayó que por el momento la ONG no tiene toda la información sobre el suceso y ha pedido aclaraciones a los órganos competentes, como el organismo de la protección del consumidor, Roskomnadzor, y la entidad encargada de asuntos ambientales, Rosgidromet.

Además, Greenpeace ha solicitado un comentario a la Autoridad Noruega de Radiación y Seguridad sobre el suceso, que ocurrió cerca de sus fronteras, pero por el momento no ha recibido respuesta.

El experto rehusó comentar la información difundida en la prensa rusa sobre masivas compras de productos con yodo en Arjánguelsk por temor a la radiación antes de que se conozca la naturaleza del escape y las sustancias que pudieron ser vertidas en la atmósfera.

Por su parte, las autoridades locales volvieron hoy a lanzar un mensaje de calma a la población y aseguraron que “la situación es tranquila, no hubo evacuaciones de gente y los niveles de radiación están dentro de la norma”, según recoge la agencia Interfax. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com