INCENDIOS FORESTALES

Greenpeace pide más planificación en incendios para evitar emergencia social

Greenpeace pide más planificación en incendios para evitar emergencia social Un helicóptero sobrevuela una de las viviendas afectadas por el incendio forestal en Gandía. EFE

Greenpeace ha reclamado hoy una mayor planificación en incendios para evitar episodios de emergencia social ante los grandes incendios forestales como el de Llutxent (Valencia), que, según ha asegurado, es ya el tercero más grande de 2018, con más de 2.850 hectáreas quemadas.

En un comunicado, la responsable de la campaña de Incendios de Greenpeace, Mónica Parrilla, ha reivindicado que el modelo actual de gestión de incendios, “basado solo en la extinción”, no resuelve el problema, ya que se centra en las causas que originan el fuego, pero no en las que lo propagan.

Grandes incendios

La organización ecologista ha afirmado que los grandes incendios forestales son “un problema ambiental estructural” que afecta “a la seguridad nacional” y ha recalcado que esta no es una situación única de España: California está sufriendo el incendio más destructivo de su historia y en el Algarve (Portugal) las llamas han quemado ya más de 15.000 hectáreas.

“Cada vez hay más incendios de alta intensidad, peligrosos y rápidos, que no dan tregua a un operativo que lucha infatigable y que asume más riesgos que nunca”, ha explicado Parrilla.

Los progresivos cambios demográficos, el abandono rural o la matorralización de cultivos abandonados han modificado el paisaje y, por tanto, la frecuencia e intensidad de los incendios y, según afirma Greenpeace, a estos factores se suman las consecuencias del cambio climático, como las olas de calor y la sequía.

Un “paisaje inflamable” en el que se inserta, a su juicio, una planificación urbanística “que no tiene en cuenta el riesgo de incendios forestales”, con viviendas en mitad de montes y bosques que se consideran indefendibles.

Greenpeace presentó el pasado junio el informe “Protege el bosque, protege tu casa”, en el que denuncia la falta de planes de prevención, emergencia y autoprotección contra incendios forestales y cuyas conclusiones indican que el 80 % de los municipios en zonas de alto riesgo de incendio forestal no tiene planes de emergencia en caso de incendio.

Reacción de WWF

Por su parte, la organización conservacionista WWF ha considerado como “urgente” un cambio de enfoque en la lucha contra los incendios y la apuesta por la prevención para crear un paisaje menos vulnerable al fuego.

Según han explicado en un comunicado, si los esfuerzos se siguen centrando en la extinción, será imposible luchar contra el fuego en casos como el de Llutxent.

Las medidas de prevención que proponen son, entre otras, recuperar los usos y aprovechamientos de los montes, desarrollar planes de autoprotección en las viviendas en zonas forestales y definir planes de prevención para las Zonas de Alto Riesgo de Incendios.

El colectivo ha destacado asimismo que el impacto del cambio climático, la falta de gestión forestal y el urbanismo descontrolado que ha difuminado la frontera entre las viviendas y el bosque es “una combinación letal” que está convirtiendo los incendios en una emergencia civil “en el Mediterráneo y en todo el mundo”. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies