UE AGRICULTURA

Greenpeace pinta de verde la entrada al PE en rechazo de la reforma de la PAC

Activistas de Greenpeace pintan la entrada del Parlamento Europeo. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET.

La organización ecologista Greenpeace pintó este miércoles de verde la explanada frente a la entrada Parlamento Europeo (PE) para pedir que las instituciones de la Unión Europea (UE) rechacen la nueva reforma de la Política Agrícola Común (PAC) que se tratará de cerrar esta misma semana.

En la concentración, los activistas instaron a los Estados miembros a sostener a los pequeños agricultores, así como transitar a una ganadería extensiva y autónoma.

“El principal problema es la agricultura intensiva y la ganadería industrial. (…) Tenemos que reducir el número de animales ya que contribuyen a la crisis climática y la PAC va a seguir dando mucho dinero a la producción intensiva de carne”, explicó a Efe Sebastián Snoeck, activista de Greenpeace, quien detalló que el verde que colorea las puertas del PE simboliza el “green washing” que se está haciendo a la reforma.

A su juicio, la PAC es “incoherente” y no está “alineada” con los objetivos reflejados en el Pacto Verde de la Comisión Europea tales como la mejora de la producción de alimentos y la reducción del uso de químicos en los alimentos.

A pesar de las promesas no hay ningún artículo en esa PAC de que el Pacto Verde se va a respetar, subrayó.

Asimismo, Greenpeace denunció el “fracaso” de esta política europea al destinar hasta “un tercio del presupuesto europeo” en base a la superficie agrícola, terminando el dinero solo “entre unos pocos agricultores”, por lo que urgió a un reparto más justo de las ayudas.

“Sabemos que el 20 % de los agricultores se están beneficiando del 80 % de ese dinero y sin casi ningunas condiciones para respetar la naturaleza”, alertó Snoeck.

Reforma de la PAC

Por el momento, las instituciones no se ponen de acuerdo sobre la fórmula a seguir para facilitar un reparto de las ayudas de la reforma que esta semana se debate en el seno de la UE.

Se barajan desde cambios en la definición de la figura del “agricultor activo” o genuino, a destinar un porcentaje de las ayudas agrarias que recibe cada país a las pequeñas explotaciones (el Parlamento Europeo es partidario de que al menos el 12 % de las subvenciones vaya a los pequeños agricultores, mientras que el Consejo habla del 7 %).

La Unión Europea intentará atar esta semana los últimos flecos de la reforma de la PAC, que regulará el campo europeo entre 2023 y 2027, al iniciarse este martes el “super trílogo” entre el Consejo de la UE (de los Veintisiete) y la Eurocámara, instituciones que mantenían posiciones alejadas al inicio de las negociaciones. EFEverde.

 




Secciones:            
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com