OLA MUNDAKA

Greenpeace pide anular obras en la playa de Laida para proteger la ola Mundaka

  • La Demarcación de Costas del País Vasco aseguró el pasado día 20 que las obras realizadas hasta el momento para restaurar la playa de Laida no han afectado a la ola izquierda de Mundaka, pero va a bajar el ritmo de los trabajos durante unos días.

Greenpeace pide anular obras en la playa de Laida para proteger la ola Mundaka Ola de Mundaka en el municipio vasco del mismo nombre. EFE Luis Tejido

Greenpeace ha reclamado hoy la suspensión de las obras iniciadas en la playa vizcaína de Laida, con el fin de proteger una de las olas más valoradas por los amantes del surf de todo el mundo, la de Mundaka.

La ola de Mundaka en forma de tubo se levanta frente a la costa del municipio homónimo y es un importante reclamo turístico.

Su ayuntamiento demandó esta semana la suspensión cautelar de las obras en la playa de Laida, muy dañada por los temporales de principios de 2014.

Según la responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos, el dragado previsto de 40.000 metros cúbicos de arena de la zona del puerto de Mundaka no soluciona nada y es perjudicial.

En 2003, recuerda, sucesivas extracciones de arenas del fondo de la ría de Urdaibai llevaron a que la ola desapareciera por completo.

Tras esos dragados, las olas y su banco de arena (la barra) no se recuperaron hasta 2005, año en el que el Campeonato Mundial de Surf canceló la prueba en este pueblo vasco.

Si Laida ha perdido arena tras los fuertes temporales de invierno de 2014 “no se debe destruir otro entorno para restaurarlo”, afirma Marcos, que recuerda que la playa ya recibió arena entre 2005 y 2007, pero temporal tras temporal desaparece. Pierde arena por la obturación de su arroyo, por la pérdida de su cordón dunar que comenzó a destruirse en los años 50, y eso es culpa del ser humano”.

La Demarcación de Costas del País Vasco aseguró el pasado día 20 que las obras realizadas hasta el momento para restaurar la playa de Laida no han afectado a la ola izquierda de Mundaka, pero va a bajar el ritmo de los trabajos durante unos días.

Recordó además que la solución se consensuó durante meses con las administraciones implicadas (Ayuntamiento, Diputación Foral, gobiernos vasco y central). EFE

 




Secciones: