CONSUMO CARNE

Greenpeace pide medidas contundentes para reducir el consumo de carne

Cerdos en una granja intensiva. EFE/Georgi Locovski.

La organización ecologista Greenpeace ha acogido “con satisfacción, pero a la espera de más medidas” las recientes declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que hoy recomendaba reducir el consumo de carne para evitar riesgos en la salud y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

El ministro de Consumo publicó esta mañana en una red social un mensaje alertando sobre los riesgos del consumo excesivo de carne en el que, con el lema #MenosCarneMásVidase hacía eco de las demandas de los científicos y de organismos internacionales sobre el impacto ambiental y sanitario de la ganadería, en especial de la ganadería industrial. 

“Es la primera vez que un Ministerio se posiciona tan claramente a favor de la reducción del consumo de carne”, ha asegurado el responsable de agricultura de Greenpeace España, Luís Ferreirim, quien, sin embargo, considera “inadmisible y paradójico” que por un lado se pida a la gente reducir su consumo de carne y por otro se concedan nuevas licencias para macrogranjas.

Greenpeace ha alertado de que España encabeza el consumo de carne en Europa ya que cada persona consume unos 275 gramos al día, “cuando las recomendaciones científicas para una dieta sana y sostenible indican un máximo de unos 300 gramos a la semana”.

La ONG admite la necesidad de realizar campañas de información y concienciación, pero incide en la puesta en marcha de “medidas más contundentes” para luchar contra el calentamiento global. 

Para ello, Greenpeace propone una serie de medidas como establecer una moratoria inmediata para la ganadería industrial, diseñar un plan para reducir la ganadería intensiva o apostar por una Política Agraria Común (PAC) que apoye “la producción ecológica de pequeña escala”.

De cara a los consumidores, la ONG ha pedido establecer criterios de reducción de consumo de carne en la compra, apoyar a los productos “provenientes de la ganadería extensiva de base agroecológica”, así como acabar con las “subvenciones” en la publicidad de carne y lácteos y desarrollar nuevas guías nutricionales “que tengan en cuenta las nuevas recomendaciones científicas“.

Para poder implementar estas medidas, Greenpeace ha considerado necesario que el Ministerio de Consumo actúe de forma conjunta, tanto con el Ministerio de Sanidad como con el de Agricultura. EFEverde

 




Secciones:            
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com